Archivo de la etiqueta: Pablo Pérez

CAPOLDO

Con la alianza Capriles López, las primarias parecen estar definidas.

Gracias al apoyo de Leopoldo a  la candidatura de Henrique Capriles Radonsky, la campaña se animó. Para serle franco estaba más sosa que un helado de yuca. Ahora con los dimes y diretes entre las toldas que mantienen mayores simpatías hizo que el ambiente se alebrestara por unos días y tomaran un nuevo aire. Todo normal, para quien conoce como son estas lides.

El político desea el poder. Los seis precandidatos, si no quisieran poder, no hubieran postulado sus nombres para la presidencia. Hasta los momentos todos parecen tener buenas intenciones. Pero el poder no es algo absoluto. No solo se obtiene poder siendo presidente, también se logra aliándose con el victorioso. Es lo que en ciencias económicas llaman el “second best” o segundo mejor.

Si algo hace un buen político es calcular. Sopesar los riesgos de cada jugada. Sabe que el ajedrez lo gana, quien puede predecir lo que irá a ocurrir diez movimientos después.  El mal político no sabe sacar cuentas. A veces la vanidad que le es inherente, hace que no calcule bien y confunda la estrategia. Tampoco es recomendable dejarse llevar por las emociones. Eso ocurre con el que va de segundo en un proceso electoral.

La principal equivocación que en ocasiones comenten lo que están de segundo en un proceso electoral, es suponer que los otros se les unirán para intentar vencer al que está de primero. Allí su error. El que va de tercero o cuarto, salvo diferencias ideológicas y éticas fundamentales, piensa otra cosa. La alianza la realiza con quien le brinda mayores posibilidades de poder. Por regla general si alguien no ve oportunidad de ganar, lo más probable será que apueste a ganador. Al final, lo que se busca es el poder y más lo garantiza un ganador seguro que otro probable. Seguro mato a confianza, dice la sabiduría popular.

La llave Capriles Radosnky – Leopoldo López, y que el ingenio de la gente que pulula en las redes sociales comenzó a llamar jocosamente “Capoldo” da un fuerte golpe a las aspiraciones de Pablo Pérez. Los votos no se endosan, en ocasiones puede tener razón, pero las características de los mercados electorales al que apunto cada candidato, le permite a un seguidor de López, sentirse más identificado con Capriles o Maria Corina que con él.

Barboza, una equivocada intervención.

Esta alianza es un jaque, que descuadra toda la estrategia de Pérez.  Un golpe fulminante  a lo que fue una campaña de conceptos muy pobres y sin un mensaje concreto que entusiasmaran a sus potenciales electores. Amparado en el aporte electoral del Zulia y el mito de la otrora gran maquinaria electoral de de AD, descuido que la principal razón de una elección es persuadir. Ahora, ve como el que esta arriba se aleja, y tiene que ocuparse como se le acerca Maria Corina Machado, quien recoge un importante caudal de simpatías, con la frase que hizo que esta campaña valga la pena “Expropiar es robar”.

El último monitor de Hinterlaces, informa que la pelea es entre Capriles y Maria Corina, creo que habrá que leerlo. Al final celebro que hay competencia. Si el triunfalismo se apodera del comando de Capriles, la disciplina se relaja y la gente pierde incentivos para votar. Paradójicamente, la abstención se convierte en el principal aliado de Pérez, también de Chávez

Desde la cima, el presidente espera. Piensa que la llave Capriles López se la pone más fácil. Y si es Maria Corina, mejor.  Unos burguesitos “hijos de papá”, no podrán con su carisma popular. Quien sabe presidente. A lo mejor la pelea no es entre izquierda y derecha, sino entre pasado y futuro, y creo que el ganador o la ganadora del 12 de febrero tendrán, en este sentido, mucho más que decir.

Anuncios

DE LAS FORTALEZAS Y LAS DEBILIDADES DE LOS PRECANDIDATOS PARA LAS PRIMARIAS

Análisis Foda

Recomiendan los  consultores de gestión empresarial que antes de emprender una estrategia se deben analizar las fortalezas y debilidades que se poseen y visualizar las oportunidades y amenazas del entorno. Creo no decir nada nuevo. Incluso cualquier persona poco conocedora de estos menesteres ya podrá imaginar que a partir de estos conceptos se puede generar una matriz 2X2 con estrategias para cada cuadrante,  aprovechar fortalezas y oportunidades de manera simultáneas, utilizar las  fortalezas para contrarrestar amenazas,  tomar las oportunidades para fortalecer la organización, o que hacer en caso que las amenazas ataquen las zonas débiles.

Por supuesto, una de las primeras tareas que deben realizar los equipos de campaña, aunque sea trillado y básico es realizar este análisis que por su acrónimo se conoce como matriz Foda (el nombre suele variar dependiendo del orden utilizado por los autores) para delinear estrategias posibles. Siempre es valioso, aunque no hay que limitarse solo a ellas. El análisis se puede realizar a partir de talleres de trabajo, con apoyo de expertos que pueden ser internos o externos, puede participar el equipo de campaña o consultar solo la opinión de especialistas de confianza. El hecho que se haga no garantiza el éxito, pero si incrementa la probabilidad de victoria en una contienda competitiva.

Prometí en mi último artículo del año anterior realizar un análisis de las fortalezas y debilidades de los candidatos que participan en las primarias propuestas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que integra la plataforma unitaria que con mayor probabilidad de éxito enfrenta la opción reeleccionista del Presidente Chávez. Así que sin ánimo de proponer estrategias, sino simplemente de realizar un diagnóstico que permita ubicar a los electores analizaré de manera muy sucinta, las debilidades y fortalezas de los precandidatos presidenciales, que al igual que en el análisis anterior se realizará en estricto orden alfabético:

Diego Arria: La fortaleza se encuentra en poseer una imagen de gestión exitosa y reconocimiento internacional. Su pasantía en la gobernación de Caracas, se recuerda positivamente y ninguno de los precandidatos tiene su prestigio como diplomático. Su mensaje directo y confrontacional encuentra eco en los llamados opositores duros, pero tiene un alto rechazo en electores partidistas, o más pragmáticos. El problema es que esta gestión en la capital, se realizó hace más de 30 años. Sin ningún apoyo partidista no tiene ninguna posibilidad de éxito con miras a febrero del 2012. Su permanencia en el escenario electoral opositor parece responder a un posicionamiento de su imagen que le permita obtener puestos de influencia en un eventual gobierno opositor o simplemente un costoso capricho.

Henrique Capriles Radosnky: Un dicho muy popular reza que el que pega primero pega dos veces. El contar con unos números positivos a partir de su elección como gobernador de Miranda, permitió que Julio Borges de Primero Justicia, lo postulara públicamente como candidato a la Presidencia de la República en un programa televisivo cuando todavía  se estaban contando los votos de las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre del 2010, colocándolo desde ese entonces en primer lugar de las encuestas entre los candidatos opositores. Su fortaleza se encuentra en la imagen favorable como gerente público exitoso al frente de la Alcaldía de Baruta y la gobernación de Miranda. Su imagen de político joven pero experimentado, se asemeja al perfil aspiracional de la población, medidos en focus group realizado por Metropinión. Su otra fortaleza se encuentra en el apoyo de Primero Justicia, partido que cuenta con cuadros en la mayor parte de las ciudades importantes del país y con importantes apoyos regionales o locales. El apoyo de partidos de izquierda (Podemos, Causa R y Ppt) lo acerca al votante mediano. Las debilidades se encuentran en una oratoria que no destaca (calladito se ve más bonito), un programa de gobierno poco definido (pero necesario para evitar rechazos), una resistencia importante de las fuerzas políticas más importantes de la oposición con la excepción de su partido. El primer lugar en las encuestas, lo fortalece por quienes les gusta votar por ganador, pero a su vez lo convierten en el blanco de los ataques de todos los que aspiran a ocupar su puesto.

Leopoldo López: Cuando era alcalde de Chacao era el político que mejor se perfilaba en la población opositora, el potencial permanece. Ha batallado con importantes obstáculos de los cuales se puede decir que ha salido victorioso, pero con importantes heridas. La inhabilitación política a la que fue sometido en el año 2008 le impidió ser Alcalde Mayor de Caracas y por tanto le quitó visibilidad a su imagen, que luego se vio enredada en la lucha burocrática por recuperar la habilitación política. Su carácter indomable, causó problemas en los partidos en los cuales militó (PJ y UNT) quienes de manera soterrada le quitaron apoyo a su figura. La interpretación que dio el TSJ sobre el dictamen de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que le restituye sus derechos políticos, causa temores en algunos electores que sienten que aún ganando se interponga una sentencia que le impida asumir el mando. Su partido Voluntad Popular, todavía no cuenta son la suficiente fortaleza como para enfrentar a los partidos tradicionales (AD y COPEI) y los partidos emergentes (PJ y UNT). El apoyo de Proyecto Venezuela, le ofrece una plaza importante como lo es el Estado Carabobo y la sapiencia política de su fundador Henrique Salas Römer. Sin embargo para sus aspiraciones, el tiempo en contra tiene.

María Corrina Machado: La constancia y entrega a la causa son su principal credencial. Ser la imagen de la Ong Sumate y el importante apoyo que esta organización brindó a los eventos electorales de la oposición a Chávez en el período 2001 – 2006 le granjearon una importante simpatía en el sector opositor, que le valieron ser la diputada más votada en las elecciones parlamentarias del 2010. Sin embargo, esta población no la apoya por la “creencia” que no tiene entrada en las zonas populares, la cual no ha sido desmentida pos los estudios de opinión pública que se conocen.  Trata de sacar partido en lo que se diferencia de los otros candidatos, es la única mujer y de su independencia. Sin apoyo partidista le ha sido cuesta arriba mantener números en las encuestas que se manejan. A su vez, su mensaje y el sentido estratégico cambia a medida que no se logran los objetivos, con lo cual ninguno de sus mensajes logra establecerse.

Pablo Medina: Sin apoyos partidistas, sin recursos, sin un mensaje atractivo, ciertamente es de los candidatos que sobran en la contienda. No logra conectar ni siquiera con el sector salido del chavismo de donde proviene, tampoco cuenta consigo con el sector laboral, que sigue fiel a los partidos tradicionales o a Unt.. Solo se le aplaude su valentía, pero hace falta mucho más que eso para aspirar ganar las primarias, y por supuesto la elección presidencial.

Pablo Pérez: Posee el apoyo de tres de los cinco principales partidos opositores y es el gobernador del Estado que más votos aporta a la oposición. Esto le da una ventaja importante, que no necesariamente se reflejan en las encuestas, pero que puede salir en el momento importante. En unas elecciones primarias, donde el voto espontáneo pudiera fallar, las maquinarias serían el factor decisivo.  Las debilidades es que precisamente es el candidato de Ad y Copei, para muchos la principal causa que Chávez haya llegado al poder. Aunque el no lo represente, estos partidos siguen reflejando la manera vieja de hacer política, que es rechazada por la porción independiente de la oposición. En los debates no lució y así lo dejaron ver todas las encuestas posteriores.

Escenarios:

Elemento a considerar:

Es una elección primaria abierta, es decir que pueden participar todos aquellos que están inscritos en el registro electoral permanente. Esto da pie a analizar los posibles votantes de esta contienda y en ella se pueden distinguir dos sectores o perfiles opositores que destacan entre las múltiples variantes. Nos referimos al elector independiente y el elector partidista.

El elector independiente opositor no se siente a gusto con las maquinarias políticas, suele ser de clase media y orgulloso de su posición social, que siente que ha ganado por merito propio. Es antichavista convencido, al cual rechaza por su mensaje comunista procubano y antidemocrático. Se puede sentir atraído por el mensaje confrontacional, pero lee encuestas y se interesa por las cuestiones políticas, usa la información para su particular toma de decisiones, lo cual lo lleva a conciliar con posiciones más centristas, aunque no sean de su agrado. Se inclina por candidaturas alejadas a las decisiones cupulares, por lo que se siente cómodo con Henrique Capriles, Maria Corina  o Leopoldo López.  Vale decir que es el votante mayoritario opositor, pero no hay nada que garantice que salga a votar en febrero. Pueden contar con total seguridad que estará con el candidato del 13 de febrero con miras al día de la elección presidencial, pero no tiene nada claro sobre el candidato del 12 feb.

El otro perfil  es el votante partidista. No es independiente en sus opiniones, sino que respeta las decisiones tomadas por las autoridades partidistas. Dependiendo de la capacidad de la maquinaria puede tomar un papel muy activo en la promoción de los candidatos de su partido.

En este entorno existiría un candidato del elector independiente, que por los momentos lo representa Henrique Capriles por su posición en las encuestas, pero que bien lo pudieran ser  Leopoldo López y un candidato partidista, representado por Pablo Pérez.

En este contexto, se visualiza dos escenarios principales:

  1. Alta votación y alta polarización: Ante la convicción de que existen solo dos candidaturas con chanche (Pablo Pérez y Henrique Capriles Radonsky) se desinflan las otras candidaturas. En este escenario se favorece quien está mejor en las encuestas y muestra mayor independencia con relación al candidato de los partidos tradicionales,  por lo que la opción de Capriles Radonsky, luciría ganadora.
  2. Baja votación y fragmentación del voto: La votación queda en manos de las maquinarias partidistas, lo que favorece a los partidos tradicionales, entiéndase AD y Copei. El voto del estado Zulia adquiere una importancia enorme y el voto de los poblados más rurales tiende a tener un peso determinante, cuya maquinaria es dominada por el partió Acción Democrática. En este escenario habría una victoria amplia de Pablo Pérez.

NO FUE UN DEBATE, PERO NO IMPORTA

Los precandidatos al final del conversatorio.

No puedo evitar las comparaciones. Mariano Rajoy del Partido Popular (PP) y Alfredo Rubalcaba del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tuvieron un debate, que si bien fue respetuoso, no dejo de ser duro, con un Rajoy que no dejaba de señalar los fracasos del actual gobierno español y un Rubalcaba, tratando que Rajoy confesara su intención de revocar el estado de bienestar apenas llegado al gobierno. En las campañas electorales se combina tanto la campaña positiva (mostrar las virtudes propias para obtener el voto), como la campaña negativa (demostrar las falencias del otro para evitar el voto al contrario), esto no tiene que ver con campaña sucia (crear una imagen distorsionada del adversario a través del uso de la mentira) y eso fue lo que intentaron los candidatos españoles, quizás con más énfasis en lo negativo que en lo positivo.

Regreso a Venezuela, donde los precandidatos inscritos en la Confederación de partidos conocida como la Mesa de la Unidad Democrática, tuvieron igual un evento al que llamaron debate, aunque muchos dudan que esto finalmente sea lo que haya sido. Leamos la definición que Wikipedia hace del concepto: “Un debate es un acto de comunicación, que consiste en la discusión de opiniones contrapuestas sobre un tema entre dos o más personas.” La definición del Drae es mucho más escueta: Controversia o contienda, lucha o combate. Se entiende que por tanto que para que exista un debate, alguien tiene que estar en desacuerdo y básicamente eso no fue lo que se sintió en ese “acto”.

La obsesión por la unidad en las fuerzas opositoras, que se entiende porque en las actuales circunstancias posee características existenciales para la opción democrática del país, llevó a que cada candidato presentara sus propuestas, sin tratar de enfrentar las ideas de los contrarios. La ausencia de temas conflictivos, le quitó algo de entusiasmo al debate que pareció más un juego amistoso, donde está claro que no pueden salir jugadores lesionados que pueden hacer falta para cuando comience el campeonato de verdad, por allá el 13 de febrero.

El formato, que hay que reconocer como justo y equilibrado, obligaba a responder las preguntas en un minuto, en ese lapso se pueden decir muchas cosas, pero también se dejan de decir otras tantas. Así Los candidatos los aprovecharon hablando del que y muchas veces del porqué, pero se dejó muchas dudas en el como. Sobre los temas, los candidatos hicieron variaciones en torno a propuestas, similares o complementarias, es decir volvemos a lo mismo, nada que implicara un debate o confrontación de ideas.

Quien ganó el debate, se sabrá en los próximos días cuando aparezcan las encuestas y las opiniones de los encuestados sobre el particular. En nuestro análisis, los partidarios pueden sentirse satisfechos porque ninguno decepcionó. Pero solamente dos intentaron diferenciarse, Maria Corina Machado y su propuesta de capitalismo popular y la relación entre bienestar y desarrollo empresarial y Diego Arria, quien apuntando directamente a los responsables de la actual situación venezolana propuso una Asamblea Constituyente, con un mandato de tres años y demandar al Presidente en la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad. Con eso se ganó el aplauso de la oposición radical, que con vista a las primarias, no dejan de ser un factor electoral importante.

La nota discordante: Intente ser objetivo, pero no puedo dejar pasar la alusión de Pablo Pérez de aspirar a ser el gran padre de familia de toda Venezuela. después de toda una historia de paternalismo y especialmente con 12 años de paternalismo extremo, lo menos que pido es un papá. Creo que ya somos un país adulto.

Análisis de las elecciones primarias

Análisis de las estadísticas de las elecciones parlamentarias de septiembre de 2010 y su impacto en las elecciones primarias convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática (Mud) para escoger a susw candidatos a presidente, gobernadores y alcaldes en las próximas elecciones a ser realizadas entre Octubre 2012 y Abril 2013.

SlideShare » Upload.