Archivo de la etiqueta: Opinión Pública

HASTA EL 10E Y MAS ALLÁ

I. ¿Cuándo una bola es bola y cuando es Strike?

Con una historia muy simple mi profesor de filosofía trataba de explicar de una manera elemental, las posiciones materialista, idealista y dialéctica de la historia de la filosofía. El cuento refiere a una discusión de tres árbitros de béisbol  El árbitro materialista, dice: “Yo canto bola lo que es bola, y strike lo que es strike” A lo que el árbitro idealista riposta, “eso es imposible, por tanto yo canto bola, lo que me parece bola y strike lo que me parece strike”. El árbitro dialéctico, zanja salomónicamente la cuestión al sentenciar: “No hay bolas, ni strike, hasta que yo las cante”.

Como podrá imaginar el amigo lector, la anécdota en cuestión nada tiene que ver con la filosofía, sino de lo que ocurrirá el próximo 10 de enero cuando el presidente Chávez, producto de su enfermedad no pueda presentarse a su juramentación como presidente de Venezuela para el período 2013 – 2019.

La constitución establece claramente casi sin lugar a interpretación (no hay manera que esa bola no parezca otra cosa que bola y por tanto es bola y no strike), lo que ha de hacerse en caso de ausencia temporal o absoluta del presidente en ejercicio (ver artículos 234 y 235 de la CRBV).

Lo que no establece la constitución por ninguna parte, es lo que ocurriría si el Presidente electo, no concurre al acto de su juramentación por una razón que no pueda calificarse como ausencia absoluta, sino temporal, tal como lo establece el artículo 231  y el artículo 233 de la constitución, los cuales rezan lo siguiente:

Artículo 231. El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional….

En el caso del presidente, en situación de salud muy “delicada” de acuerdo a fuentes oficiales, parece que le será imposible no solo presentar juramento ante la Asamblea Nacional, sino que también le será imposible hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia. Por tanto el tema que se tiene en boga es que hacer, cuando la constitución no establece la ausencia “temporal” del presidente electo.

La posición de la Mesa de la Unidad Democrática y de constitucionalistas expertos es la siguiente:

  1. Asimilar el contenido del artículo 234 al presidente electo. Es decir, dar característica de ausencia temporal a la no presencia del presidente y por tanto ofrecer hasta 180 días para que pueda tomar juramento, una vez, mejore su estado de salud.
  2. Dejar constancia que el período constitucional iniciado en el año 2007 caducó y por tanto se inicia un nuevo período constitucional, el día 10 de enero. En este caso y de acuerdo a lo establecido por la constitución, el presidente transitorio sería el Presidente de la Asamblea Nacional.
  3. Conocer de manera exacta, las condiciones de salud del actual mandatario, a fin de conocer que mantiene su capacidad física y/o mental para ser presidente y por tanto la designación de una Junta Médica que certifique su capacidad.
  4. En caso de darse las condiciones de la falta absoluta del presidente, proceder, tal como lo establece la misma constitución, a una elección dentro de los 30 días siguientes, para elegir al presidente que culminaría el período.
Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Hasta lo dicho aquí, esto es lo que parecería la interpretación correcta. En estos escritos no hay nada escandaloso, nada que indique mala fe de parte de la alternativa democrática, sino un razonamiento natural dada las circunstancias de salud que afecta al primer mandatario nacional.

Pero esta es la discusión de los primeros árbitros, tratando de definir si la pelota en manos del catcher, es bola o strike. Se nos olvida que en este caso, los que fingen de árbitros no son tales, sino que forman parte de uno de los equipos, y que por tanto, no habrá bola ni strike, sino hasta que ellos las canten, y que tendrá muy poco que ver con la posición de la pelota en el guante del catcher, sino con los intereses de un equipo, llamado Psuv.

Me llega a la memoria, aquel árbitro Jim Joyce quien cantó como quieto un rolling de Jason Donald, que a todas luces fue un out, y que evitará que Armando Galarraga, lograra su juego perfecto.

II. Que hacer luego que cantan strike una bola y se poncha a un bateador injustamente.

Tanto en política como en el baseball, existe lo que se conoce como el derecho al pataleo. Es decir, el reclamo de los jugadores y del manager del equipo, en principio para tratar de cambiar la decisión, y en caso de ser infructuoso el reclamo, evitar que el árbitro se vuelva a equivocar de la misma manera.

Esto suponiendo jueces justos e imparciales. En caso de árbitros parcializados, al reclamo de los jugadores debe acompañarlo el público. De tal manera que la presión sea mayor. Pero esto dependerá de dos cosas, la primera, que el equipo juegue en casa, y por tanto haya un público a favor, y por la otra, que el público sea numeroso, este pendiente del juego y este dispuesto a hacerse partícipe del reclamos incluso a costa de exponer su físico frente a la policía local y la fanaticada del otro equipo.

La metáfora beisbolera, lo que pretende significar, es que si la alternativa democrática no cuenta con un apoyo firme de la población, poco puede hacer para cambiar las decisiones que se tomen desde el poder real de la nación, en este momento en manos de la cúpula de Psuv, y por tanto lo que le queda es advertir de la inconstitucionalidad del hecho, en caso que lo hubiera.

La Alternativa Democrática (ha de reconocerse) solo tiene influencia en los ciudadanos, para actos electorales, pero en los actuales momentos, no tiene capacidad, para movilizar la población para acciones políticas alternativas que permitan dar demostración de fuerza.

Con esto no quiero decir que su dirección política sea errada, (aunque de hecho hay muchas cosas que mejorar) sino que responde a una realidad. Por cierto, si la Mud, no tiene poder de convocatoria para eventos no electorales, mucho menos la tienen otras organizaciones que suelen ubicarse dentro del bloque opositor, y cuyas propuestas suelen ser más radicales.

Así las cosas, sabemos que en el corto plazo, se ejecutarán las decisiones que tome la cúpula del Psuv, posiblemente con el señalamiento de la inconstitucionalidad de la alternativa democrática, acto plenamente legítimo, pero políticamente ineficaz.

Lo que si debe hacer el equipo, es estar preparado para el otro juego. En cualquier momento, la ausencia temporal (no decretada pero de hecho), puede transformarse en ausencia absoluta y por tanto estar a tono, para el nuevo juego, que tal como prevé la constitución será de un solo inning, es decir treinta días o menos.

III Cantamos el strike que era bola ¿y ahora qué?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

El quid que explica la conducta del gobierno desde su asunción al poder en el año 1998, ha sido el mismo, es decir, mantenerse en el poder, a costa de lo que sea. A partir del 2002 ha contando con presupuesto en exceso para tal cometido. Desde siempre han contado con muy pocos escrúpulos. Tienen como gran activo, un fenómeno de la política llamado Hugo Chávez. A pesar de su enfermedad, mintió sobre su curación para ganar las elecciones. Otra candidatura hubiera sido un riesgo enorme y pudiera haber devenido en la derrota electoral. Pero a su vez, Chávez es el gran decisor. El podía tomar decisiones complejas, sabiendo que el costo político sería manejable. Igualmente es el líder indiscutido. Nadie es capaz de cuestionar su autoridad dentro del Psuv.

Ahora con Chávez fuera de juego, por lo menos temporalmente, la toma inevitable de decisiones han sido pospuestas. A pesar de haber sido autorizado el Vicepresidente para la decretar medidas en materia económica y fiscal, hasta los momentos, la decisión que ha tomado es dejar las cosas como están. El deterioro de la economía nacional, tapada por el inmenso gasto público del año electoral, los altos precios del petróleo y el endeudamiento, ya comienza a dar su muestra con la ausencia de dólares, el encarecimiento de los productos importados y el desabastecimiento de productos esenciales de la cesta alimentaria.

En algún momento, el deterioro económico podrá más que la voluntad inercial y la economía requerirá atención. De no tomarse medidas, las consecuencias serán peores. ¿Veremos a Maduro, en cadena nacional, explicando el incremento del precio de la gasolina, y el porqué de una devaluación por años postergada? ¿Firmará Cabello leyes de ajuste económico desde la Asamblea Nacional.

Pero no seamos tan dramáticos, pensemos en decisiones más rutinarias, como la administración del personal de confianza, en ausencia temporal de Chávez, en este delicado equilibrio de poder interno, entre el Vicepresidente Nicolás Maduro y el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Cómo quedará el país, luego que se supere esta transitoriedad, no decretada, o veremos a los líderes del Psuv, explicando como bien diría Moisés Naim en un artículo leído recientemente, porque cuando Chávez era presidente, se vivía mejor. (Ver http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/05/actualidad/1357406352_127952.html).

Anuncios

ECLESIASTES 3:2

3: 1 Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: 2 tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado

Libro del Eclesiastés

I. Chávez y la abstención electoral.

Cuando comenzó la campaña había una incógnita sobre un grupo de electores que habiendo votado por Chávez en las elecciones del 2006, no lo habían hecho en las elecciones subsiguientes. Estábamos hablando en concreto de cerca de un número de dos millones de electores de los cuales se podían dar cuenta al restar de estas elecciones el número de votos que había obtenido la plancha del Psuv en las elecciones parlamentarias (medida en la votación a la lista del parlatino). La incógnita era si estos votos eran chavistas que no les entusiasma un proceso cuando no es Chávez, ó si eran personas ya desencantadas del proceso y que podrían con un buen mensaje, pasarse al otro bando. Los resultados parecen señalar que lo cierto es la primera hipótesis.

En el gráfico siguiente se puede observar el crecimiento del voto a favor del partido de gobierno en elecciones presidenciales.

Ahora lo que ocurrió, podemos analizarlo mejor en el siguiente gráfico, que solo muestra la votación obtenida por el partido oficial, medido contra la abstención:

Como podrá observarse se ve claramente existe lo que se conoce como una covariación (es decir cuando cambia una variable también varía otra variable, y en este caso, un incremento en la abstención se corresponde con un decremento en el voto del gobierno y viceversa en la medida que disminuye la abstención se incrementa el voto a favor de los candidatos o propuestas del Psuv y sus aliados.

A los efectos de medir la fortaleza de esta relación se compararon estas variables a través del método de los mínimos cuadrados (la recta más próxima a todos los puntos) y se utilizó el estadístico R de Pearson el cual fue de 0,7506, lo cual demuestra una correlación importante entre ambas variables. A efectos de comparación se relacionaron las variables abstención electoral contra voto a favor de la coalición democrática, y el resultado arrojó que el R de Pearson fuera de 0,0419, lo cual sugiere que no existe ninguna relación entre estas dos variables.

De tal manera que se puede concluir que una de las causas por las cuales se puede explicar el triunfo de Chávez es el alto nivel de participación de su electorado, mientras que la oposición parece que no logra su objetivo en ganar adeptos entre los desmovilizados pro oficialistas o por lo menos, haberlos mantenido desmovilizados.

II. El Crecimiento del Registro Electoral

Está claro que la competencia electoral se iba a realizar en dos segmentos claves, que eran los que determinarían el triunfo electoral: los abstencionistas pro oficialistas y los nuevos votantes. Como vimos mientras que la estrategia de Chávez resultó totalmente exitosa de acuerdo al análisis que realizamos, entonces hemos de suponer que el crecimiento del voto opositor, que fue importante si se compara con los resultados obtenidos en el 2006, e incluso medido contra las elecciones parlamentarias realizadas en el 2010, se debe explicar fundamentalmente en el crecimiento del Registro electoral.

Veamos la siguiente tabla:

Análisis de la votación obtenida por Chávez

Elección Número de votos Porcentaje Observación
Votos Chávez presidenciales 2012

8.136.964

Votos Psuv y aliados parlamentarias 2010

5.509.035

67,7%

Votos que ya tenían
Votos Chávez Presidenciales 2006

1.761.761

21,7%

Votos que recuperaron
Votos obtenidos del crecimiento de registro y reducción de la abstención

866.168

10,6%

Votos que ganaron

De acuerdo a los datos mostrados, y manteniendo como hipótesis que Chávez recupero la votación obtenida en el año 2006 en su totalidad, se puede colegir que los votos obtenidos por el crecimiento del registro electoral y por la disminución de los niveles de abstención no supero al 11% de su votación.

Ahora veamos el crecimiento del voto opositor:

Elección Votos Diferencia Porcentaje Observación
Votos Rosales Presidenciales 2006 4.250.317 65,4% Votos que ya tenían
Votos Mud Parlamentarias 2010 5.424.413 1.174.096 18,1% Votos ganados 2010
Votos Capriles Presidenciales 2012 6.499.575 1.075.162 16,5% Votos ganados 2012

De esta manera se puede observar que cerca del 35% de los votos obtenidos por Capriles son votos ganados por la coalición democrática, que de acuerdo a las cifras, parecen provenir en su mayoría del crecimiento del registro electoral, y por tanto de nuevos votantes.

Si observamos la tabla siguiente, veremos que el incremento del voto opositor se corresponde con el 80% de incremento del registro electoral.

Incremento voto opositor Vs Crecimiento Registro Electoral Crecimiento Voto opositor Crecimiento RE %
2.249.258 2.822.021 79,7%

La vinculación entre el voto opositor y el crecimiento del registro electoral se puede observar mejor en el siguiente gráfico:

Es absolutamente natural que el crecimiento de lo votos sea explicado por el crecimiento del registro electoral. Pero es interesante sin embargo en este caso observar como un bloque político se beneficia  más que el otro de este crecimiento. En este caso, el bloque de la coalición democrática o voto opositor está mucho más relacionado a este crecimiento con un R2 = 0,898, mientras que en el bloque oficialista no deja de tener relación, este no es tan pronunciado como en el caso del crecimiento del bloque opositor, al tener un R2 de 0,6197.

  III.  Los objetivos no fueron logrados

De los análisis realizados damos cuentas que los objetivos planteados por los comandos de campaña tuvieron éxitos y fracasos parciales, pero el principal objetivo planteado por la oposición, que era ganar el denominado voto chavista u voto no alineado no pudo ser logrado y por tanto tuvo que conformarse con el voto obtenido por el crecimiento del registro electoral.

Mientras que el Comando Carabobo, al parecer no pudo lograr una presencia importante en los nuevos votantes, y por tanto, si bien ganaron ahora, estos resultados ponen en riesgo su futuro electoral, de mantenerse la tendencia del crecimiento en votos de la coalición democrática.

Hasta los momentos y a manera de hipótesis nos planteamos las siguientes causas que pudieran explicar los fracasos parciales, tanto del comando Carabobo, como del Comando Venezuela.

  • El mensaje de Chávez no parece ser atractivo para los jóvenes, a pesar de los “betas”, Hany Kauan, los Cadilacs y Omar Enrique. En la mayoría de los documentos estratégico el Psuv se insiste en la captación del voto joven.  Sin embargo, hasta los momentos los jóvenes parecen desear algo diferente. La propia apariencia física del candidato, a estas alturas, juega contra el favor de los jóvenes. Mientras la oposición, por su parte, a pesar que el énfasis comunicacional que se realizó hacia este segmento, fue menor, contaba con la fortaleza de la juventud y presencia física del candidato Capriles.
  • Por su parte, y a pesar del gran esfuerzo realizado por Capriles para ganar la voluntad del electorado en los sectores populares y rurales, no parece tener su correspondencia en votos. Si bien por ahora, no he realizado un análisis detallado de los resultados electorales, la impresión es que en el gobierno mantuvo su amplia diferencia en estos sectores.  Analicemos porque:
    1. Las Misiones y la “Ley de Misiones”. Una de las estrategias desarrolladas por el Comando Carabobo, fue tratar de descalificar la candidatura de Capriles bajo la idea que su eventual triunfo equivaldría al desmantelamiento de los programas sociales del gobierno, las que el aparato propagandístico del régimen llama “misiones”. La respuesta del Comando Venezuela, fue la “Ley de Misiones”, a través de la cual, no solo se mantenía el programa, sino que se le quitaba la carga política. Sin embargo, el solo hecho de llamarse “misiones” evocaba a Chávez y a su nexo fundamental con el elector.
    2. Los Tiempos Electorales: Se argumentó desde el lado del Comando Venezuela, que no hubo tiempo para que el mensaje calara en el electorado. Ciertamente, el cronograma electoral fue alterado para que el candidato opositor tuviera poco tiempo para convencer al electorado. En ello se combinan dos factores, un tiempo corto para la campaña electoral de algo más de 90 días, y adelantar las elecciones que tradicionalmente se celebraban en el primer domingo de diciembre al primer domingo de octubre. Sin embargo hay que recordar que las primarias se realizaron de manera tardía, dejando poco tiempo al candidato electo para que desarrollará su campaña.
    3. Lo que en opinión de este analista fue el elemento fundamental que explica el resultado electoral, es que las campañas electorales por lo general es el momento de recoger lo que se sembró en la época pre-electoral. Mientras estos seis años, la oposición estuvo en la difícil tarea de sembrar la unidad (la cual pudo cosechar), parece haber descuidado el tiempo en acompañar a los sectores populares en sus demandas y reclamos, así que la campaña de Capriles intentó sembrar y cosechar al mismo tiempo en estos sectores, en escasos cuatro meses, pero es evidente que no se consiguió.
    4. Considero por tanto un error estratégico grave del comando Venezuela, el exceso de tiempo dedicado a los sectores rurales, donde las posibilidades de aumentar la votación de manera importante, eran muy escasas dado el poco tiempo, y por el contrario este pudo ser aprovechado con mayor trabajo en las zonas populares de los grandes centros poblados.

  IV.   Las encuestas

El segundo error estratégico grave de parte de los estrategas del Comando Venezuela, fue el haber desoído los resultados ofrecidos por las empresas encuestadoras y desarrollar estrategias fundadas fundamentalmente en los hallazgos realizados por la firma Consultores 21. Si bien esta es una empresa muy reputada por sus estudios anteriores sobre la opinión pública en Venezuela, pensar que las otras encuestas se encontraban manipuladas y sus resultados sesgados, da muestra de ingenuidad imperdonable cuando se acomete un empresa tan importante como lo es una elección presidencial. A lo  menos debieron haber contado con dos o tres empresas que sirvieran de monitor, y poder mejorar las tomas de decisiones del final de la campaña.

Veamos como se desempeñaron finalmente las encuestas que se escogieron para realizar el seguimiento de la campaña y comparándola con un escenario elaborado por mí, en función de la distribución de los indecisos:

Hinterlaces Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50 55,25 33% 55,33 0,08
Capriles 34 44,13 67% 44,67 0,54
Ns/Nc/Otros 16 0,62
Datanalisis Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,4 55,25 36% 53,53 -1,72
Capriles 39 44,13 64% 46,47 2,34
Ns/Nc 11,6 0,62

 

Varianza Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,7 55,25 44% 50,86 -4,39
Capriles 47,7 44,13 56% 49,14 5,01
Ns/Nc 2,6 0,62

Como puede observarse, los resultados ofrecidos por Hinterlaces y Datanálisis serían los que más se corresponde con la realidad de lo ocurrido el día 7 de octubre, no así Varianza, cuyos resultados se separan ligeramente del margen de error.

  • El caso Ivad

Para el caso de Ivad el análisis no podía proyectar resultado de acuerdo a una distribución de indecisos basados en los incrementos de cada intención de voto ofrecida por la encuestadora, puesto que la tendencia de incremento en su número de indecisos, imposibilitó la distribución de éstos. De tal manera que para ofrecer un escenario de acuerdo a los resultados de esta encuestadora, asumimos que Capriles tendría un incremento superior en la distribución de indecisos (60 Vs 40) y el resultado es el que se muestra en la tabla inferior.

Ivad Resultados Septiembre Resultado Cne Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50,3 55,25 57,3 2,05
Capriles 32,2 44,13 42,7 -1,43
Ns/Nc 17,5 0,62

Se puede concluir por tanto, que también era factible ofrecer una resultado similar al ocurrido en las elecciones de acuerdo a las cifras publicadas por el Ivad.

  • El caso Consultores 21

De más esta decir, que fue la encuestadora con mayor nivel de error, de las cinco consideradas. Tres errores en sus resultados, en primer lugar subestimación en la intención de voto hacia Chávez;  en segundo lugar una sobrestimación del voto hacia Capriles; y en tercer lugar una tendencia en la pérdida de intención de votos hacia Chávez. Finalmente entre el día viernes y  sábado circularon sus escenarios elaborados para el día domingo, en los auguraban una victoria de Capriles sobre Chávez, por una diferencia que oscilaría entre 4 y 8 puntos. Como lo reconocen los socios de la empresa, sencillamente se equivocaron, y por supuesto que sus resultados afectaron, tanto la estrategia del Comando Venezuela, como algunos análisis realizados, entre ellos los míos.

V.   EL MOMENTUM

Hace algo más de un mes, comparto una conversación con un fraterno amigo, su actitud es muy critica con relación a la campaña. Critica al candidato, a su estrategia, a su trato con el resto de los partidos de la Alianza. Por supuesto duda del triunfo del candidato de la Mud y para prueba me comenta que lo de las encuestas. Semana más tarde, vuelvo a hablar con él, sus palabras fueron esperanzadoras “como que la cosa va bien”, me dijo con un cierto tono de entusiasmo.

Lo mismo puedo decir de mis análisis. Todo correcto, formalmente preví el crecimiento de los niveles de participación, igual deduje la reducción de la brecha entre el candidato continuista y su adversario. Pero, el corazón me echo una trastada, cuando rechacé la hipótesis que la victoria sería holgada. El análisis estaba allí, claro y a la vista de todos. Pero el momentum, la fase final de la campaña, la esperanza y la emoción invade el lugar que le corresponde al raciocinio. Nunca dije que Capriles la tenía fácil, me canse de decirle a mis alumnos, que en la lucha de David contra Goliat, la noticia es que gane David, lo otro forma parte de la rutina. Sin embargo no voy a corregir mi post anterior, asumí un escenario cerrado, que ciertamente no se dio, a pesar que el análisis apuntaba hacia lo que finalmente ocurrió. Diremos que son cosas del corazón.

NO FUE UN DEBATE, PERO NO IMPORTA

Los precandidatos al final del conversatorio.

No puedo evitar las comparaciones. Mariano Rajoy del Partido Popular (PP) y Alfredo Rubalcaba del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tuvieron un debate, que si bien fue respetuoso, no dejo de ser duro, con un Rajoy que no dejaba de señalar los fracasos del actual gobierno español y un Rubalcaba, tratando que Rajoy confesara su intención de revocar el estado de bienestar apenas llegado al gobierno. En las campañas electorales se combina tanto la campaña positiva (mostrar las virtudes propias para obtener el voto), como la campaña negativa (demostrar las falencias del otro para evitar el voto al contrario), esto no tiene que ver con campaña sucia (crear una imagen distorsionada del adversario a través del uso de la mentira) y eso fue lo que intentaron los candidatos españoles, quizás con más énfasis en lo negativo que en lo positivo.

Regreso a Venezuela, donde los precandidatos inscritos en la Confederación de partidos conocida como la Mesa de la Unidad Democrática, tuvieron igual un evento al que llamaron debate, aunque muchos dudan que esto finalmente sea lo que haya sido. Leamos la definición que Wikipedia hace del concepto: “Un debate es un acto de comunicación, que consiste en la discusión de opiniones contrapuestas sobre un tema entre dos o más personas.” La definición del Drae es mucho más escueta: Controversia o contienda, lucha o combate. Se entiende que por tanto que para que exista un debate, alguien tiene que estar en desacuerdo y básicamente eso no fue lo que se sintió en ese “acto”.

La obsesión por la unidad en las fuerzas opositoras, que se entiende porque en las actuales circunstancias posee características existenciales para la opción democrática del país, llevó a que cada candidato presentara sus propuestas, sin tratar de enfrentar las ideas de los contrarios. La ausencia de temas conflictivos, le quitó algo de entusiasmo al debate que pareció más un juego amistoso, donde está claro que no pueden salir jugadores lesionados que pueden hacer falta para cuando comience el campeonato de verdad, por allá el 13 de febrero.

El formato, que hay que reconocer como justo y equilibrado, obligaba a responder las preguntas en un minuto, en ese lapso se pueden decir muchas cosas, pero también se dejan de decir otras tantas. Así Los candidatos los aprovecharon hablando del que y muchas veces del porqué, pero se dejó muchas dudas en el como. Sobre los temas, los candidatos hicieron variaciones en torno a propuestas, similares o complementarias, es decir volvemos a lo mismo, nada que implicara un debate o confrontación de ideas.

Quien ganó el debate, se sabrá en los próximos días cuando aparezcan las encuestas y las opiniones de los encuestados sobre el particular. En nuestro análisis, los partidarios pueden sentirse satisfechos porque ninguno decepcionó. Pero solamente dos intentaron diferenciarse, Maria Corina Machado y su propuesta de capitalismo popular y la relación entre bienestar y desarrollo empresarial y Diego Arria, quien apuntando directamente a los responsables de la actual situación venezolana propuso una Asamblea Constituyente, con un mandato de tres años y demandar al Presidente en la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad. Con eso se ganó el aplauso de la oposición radical, que con vista a las primarias, no dejan de ser un factor electoral importante.

La nota discordante: Intente ser objetivo, pero no puedo dejar pasar la alusión de Pablo Pérez de aspirar a ser el gran padre de familia de toda Venezuela. después de toda una historia de paternalismo y especialmente con 12 años de paternalismo extremo, lo menos que pido es un papá. Creo que ya somos un país adulto.

Diplomado en Marketing Político a ser dictado en la Universidad Arturo Michelena. Valencia. Venezuela.

Te interesa aprender los trucos del marketing electoral, te interesa ayudar a ganar elecciones, o sencillamente ganarlas. Esto te puede interesar:

haz clic en el siguiente enlace o en la imagen:

http://es.scribd.com/doc/68772269/DIPLOMADO-EN-MARKETING-POLITICO-UNIVERSIDAD-ARTURO-MICHELENA

Porque la victoria no solo es cuestión de suerte,