La dimensión política del Decreto de Emergencia Económica.

 

Con el periodista Luis Guillermo Carvajal en el programa “A Primera Voz” pudimos comentar sobre la dimensión política del Decreto de Emergencia Económica dictado por el gobierno de Nicolás Maduro y actualmente en la Asamblea Nacional para su consideración. Nos acompaño el dirigente político Julio Coco. Espero que la escuchen y la comenten.

ENTRE LA CONCIENCIA Y EL CORAZON

Me dice el corazón
no pierdas por nada esta ocasión
Pero me grita la conciencia
equivocarte de nuevo no puede ser coincidencia

Canción “Conciencia” de Gilberto Santa Rosa

Aristóteles para definir al hombre y diferenciarlo del resto de los animales, lo intuyó provisto de razón. Es decir a que a diferencia de éste, antes diferentes situaciones que se presente en la vida, está en la capacidad de evaluar las diferentes alternativas que posee, ponderar las consecuencias que se derivan de manera anticipada a su elección y posteriormente  decidir por aquella que le resulta más conveniente. Esta concepción del hombre es la que funda todo el pensamiento que trata de explicar la conducta del hombre en sociedad.

aristoteles

Aristóteles: Uno de los genios del pensamiento occidental

Pero el ser humano no es pura razón. Muchas veces nuestras decisiones son afectadas por nuestras emociones y se toman más que por la ponderación de las consecuencias de la decisión, motivados por sentimientos de amor, odio, rabia o tristeza. Muchos de nuestros errores son producidos porque una decisión en lugar de ser tomada con la cabeza, es tomada en momentos de altos niveles de emotividad, donde la razón es dejada de lado. De hecho el bestseller de Daniel Coleman, la inteligencia emocional, si se lee detenidamente, lo que trata de comunicar que a las emociones hay que controlarlas (no evitarlas) para que podamos decidir adecuadamente.

El libro de Coleman explica alguna de las razones por las cuales un alto coeficiente intelectual no es garantía de éxito.

El libro de Coleman explica alguna de las razones por las cuales un alto coeficiente intelectual no es garantía de éxito.

Escribía en mi post anterior (El punto medio) que la gente se encontraba realmente molesta por la situación que vive Venezuela, o bien por la incompetencia (para quien crea que los problemas actuales son producto de una incapacidad del gobierno para el manejo de los asuntos públicos) o bien por la maldad (para aquellos que creen que la situación actual es deliberada siguiendo una estrategia de poder diseñada en Cuba) de los actores gubernamentales. A su vez, escribía sobre la situación de angustia ante la pérdida de esperanza y la idea, construida a partir de variables actuales, que nuestra sociedad se encuentra en franco declive y por tanto no está en capacidad de ofrecer un futuro de bienestar a los jóvenes, una vez accedan a puestos de responsabilidad. Un momento de alta sensibilidad emocional a nivel social, en lo que es difícil mantenerse razonable analizando alternativas y ponderando consecuencias.

Los hechos ocurridos a partir del 12 de febrero indican una gran carga emocional a nuestras decisiones sobre lo público. La calle es una respuesta que se pretende racional, pero que sencillamente se nutre de la rabia y angustia de la población, que necesita una respuesta inmediata ante la actual situación.  Al primer llamado de calle, el malestar que se fue gestando en las conversaciones de las colas para conseguir leche o harina pan, emergió sonoramente y han generado un estado de insubordinación, especialmente en los sectores de clase media, tradicionalmente adverso al régimen político implantado desde hace 15 años.

El paradigma de la complejidad, señala la dificultad que existe para vislumbrar futuros alternativos antes ciertos eventos. Entiéndase por tanto la incapacidad para predecir el futuro en un entorno, donde interactúa de manera simultánea las emociones y razones de millones de seres humanos, que incluso pueden cambiar de estado de ánimo o punto de vista de un momento a otro.

Si algo no le ha faltado a la calle ha sido su presencia multitudinaria

Si algo no le ha faltado a la calle ha sido la presencia de multitudes

Así que poco podemos decir de los resultados y las consecuencias de la insurgencia popular que existe en Venezuela desde el 12 de febrero, motivado por las numerosas manifestaciones ocurridas en el país convocados por los promotores de “#lasalida” y que luego se reforzaron por los actos de represión y amedrentamiento realizado por las fuerzas del orden público y sus aliados paramilitares llamado colectivos. Lo que sí es cierto que en el accionar de la gente, hay mucha emoción, pero muy poca razonabilidad.

 Que se puede colegir de estos eventos

Una frase del salsero Gilberto Santa Rosa en su canción Perdóname (versión Carnegie hall) dice “es mucho más fácil pedirte perdón que haberte pedido permiso”. Leopoldo López, Maria Corina y Antonio Ledezma, alentaron a tomar la calle. Decisión unilateral tomada por quienes plantean #lasalida, y la gente respondió. Ahora la unidad tiene que trabajar a posterior con hechos cumplidos. No puede abiertamente condenar la acción porque sería ir contra su natural base de apoyo, pero tampoco está convencida que “#lasalida” sea la salida. No se puede llorar por la leche derramada, la situación está en marcha, con mucha gente en la calle, que lo que quiere sencillamente es la salida del gobierno de turno, y que de acuerdo a su eslogan “el que se cansa pierde” dice no regresar a sus casas hasta sus últimas consecuencias. Vemos a una Mud un tanto “deslegitimada”, y la gente dirigida en los actuales momentos por diferentes grupos de personas que se auto-lidera por cuadras, con escasa visión estratégica, pero sí con una visión muy romántica y fantasiosa de la lucha política. Difícil acertijo que hay que descifrar cuando el norte sigue siendo la Unidad en un momento en que cualquier acción que no sea una aventura, será con seguridad interpretada como blandengue, cuando no abiertamente de colaboracionista.

En las zonas de clases media de las principales ciudades, la población se autoflagela a través de barricadas que impiden el acceso vehicular. Un estado de sitio autoimpuesto, que polariza la lucha y vuelve a abrir la brecha con quienes aunque molestos con el gobierno, no desea incrementar los conflictos. Torpe estrategia que ahuyenta a  necesarios aliados que pronto harán mucha falta. Esta manera de lucha no fue consultada,  sino arbitrariamente decidida por grupúsculos de ciudadanos creyentes en la tesis foquistas del Che Guevara y Regys Debray, reinterpretada por Robert Alonso, afortunadamente autoexiliado de estas tierras.

Hacer de nuestra urbanización un estado de sitio, singular manera de lucha política condenada al fracaso.

Hacer de nuestra urbanización un estado de sitio, singular manera de lucha política condenada al fracaso.

El sitio es una estrategia militar muy vieja y consiste en cortarle a una población o cuerpo militar de sus fuentes de abastecimiento de comida. En nuestro caso las llamadas “guarimbas” cortan el abastecimiento y la movilidad de los ciudadanos que en teoría enfrentan al gobierno. Quienes crean que esta es una estrategia victoriosa, definitivamente no entienden que lo que lograran será que nos “cocinemos en nuestros propios jugos”, y tener a los propios vecinos, enfrentando “la guarimba” y hasta pidiendo al Gobierno que restablezca el orden.

 Mirando hacia el otro lado

Definitivamente el país le quedo grande al presidente Maduro. Las estrategias que le resultaron a Chávez, a él definitivamente no le funcionan. Sin carisma, ni gran poder de convocatoria, no le queda más recurso que apelar a la violencia para amedrentar a la ciudadanía que se le rebela. Lo salva el “Esprit de corps” (espíritu de cuerpo) que logró establecer el liderazgo del presidente  Chávez entre todos los aparatos del estado,  la división de la oposición y la incomunicación de la clase política con los sectores populares.

No tengo la menor duda que muchos están pensando que el Comandante eterno se equivocó al escoger a su sucesor y más de uno debe estar tentado a creer que se encuentra en mayor capacidad de ocupar el cargo que hoy ejerce Maduro.

Por los momentos Maduro, dedicará su tiempo a sortear la crisis política. Si logra vencerla, tendrá que enfrentar otra vez los avatares de la economía, donde un régimen, muy afectado en su legitimidad tendrá que tomar graves decisiones, que pueden afectar más su popularidad.

maduro trabajadores petroleros

Las acciones de Maduro nada novedosas: contramarchas, cadenas de radio y Tv y mucha represión.

Chávez recurrió a las misiones para levantar su popularidad frente al escenario del referéndum revocatorio que finalmente ganara en el año 2004. Recuperó su imagen a través del reparto de la renta petrolera exacerbada por la elevación de los precios del petróleo. A Maduro no le queda más alternativa que ofrecer sangre, sudor y lagrimas. Lástima que para él, no sea los bombarderos del ejército nazi el que genere el dramático llamado, sino el desastre económico heredado del comandante supremo y su propia incapacidad.

HASTA EL 10E Y MAS ALLÁ

I. ¿Cuándo una bola es bola y cuando es Strike?

Con una historia muy simple mi profesor de filosofía trataba de explicar de una manera elemental, las posiciones materialista, idealista y dialéctica de la historia de la filosofía. El cuento refiere a una discusión de tres árbitros de béisbol  El árbitro materialista, dice: “Yo canto bola lo que es bola, y strike lo que es strike” A lo que el árbitro idealista riposta, “eso es imposible, por tanto yo canto bola, lo que me parece bola y strike lo que me parece strike”. El árbitro dialéctico, zanja salomónicamente la cuestión al sentenciar: “No hay bolas, ni strike, hasta que yo las cante”.

Como podrá imaginar el amigo lector, la anécdota en cuestión nada tiene que ver con la filosofía, sino de lo que ocurrirá el próximo 10 de enero cuando el presidente Chávez, producto de su enfermedad no pueda presentarse a su juramentación como presidente de Venezuela para el período 2013 – 2019.

La constitución establece claramente casi sin lugar a interpretación (no hay manera que esa bola no parezca otra cosa que bola y por tanto es bola y no strike), lo que ha de hacerse en caso de ausencia temporal o absoluta del presidente en ejercicio (ver artículos 234 y 235 de la CRBV).

Lo que no establece la constitución por ninguna parte, es lo que ocurriría si el Presidente electo, no concurre al acto de su juramentación por una razón que no pueda calificarse como ausencia absoluta, sino temporal, tal como lo establece el artículo 231  y el artículo 233 de la constitución, los cuales rezan lo siguiente:

Artículo 231. El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional….

En el caso del presidente, en situación de salud muy “delicada” de acuerdo a fuentes oficiales, parece que le será imposible no solo presentar juramento ante la Asamblea Nacional, sino que también le será imposible hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia. Por tanto el tema que se tiene en boga es que hacer, cuando la constitución no establece la ausencia “temporal” del presidente electo.

La posición de la Mesa de la Unidad Democrática y de constitucionalistas expertos es la siguiente:

  1. Asimilar el contenido del artículo 234 al presidente electo. Es decir, dar característica de ausencia temporal a la no presencia del presidente y por tanto ofrecer hasta 180 días para que pueda tomar juramento, una vez, mejore su estado de salud.
  2. Dejar constancia que el período constitucional iniciado en el año 2007 caducó y por tanto se inicia un nuevo período constitucional, el día 10 de enero. En este caso y de acuerdo a lo establecido por la constitución, el presidente transitorio sería el Presidente de la Asamblea Nacional.
  3. Conocer de manera exacta, las condiciones de salud del actual mandatario, a fin de conocer que mantiene su capacidad física y/o mental para ser presidente y por tanto la designación de una Junta Médica que certifique su capacidad.
  4. En caso de darse las condiciones de la falta absoluta del presidente, proceder, tal como lo establece la misma constitución, a una elección dentro de los 30 días siguientes, para elegir al presidente que culminaría el período.
Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Hasta lo dicho aquí, esto es lo que parecería la interpretación correcta. En estos escritos no hay nada escandaloso, nada que indique mala fe de parte de la alternativa democrática, sino un razonamiento natural dada las circunstancias de salud que afecta al primer mandatario nacional.

Pero esta es la discusión de los primeros árbitros, tratando de definir si la pelota en manos del catcher, es bola o strike. Se nos olvida que en este caso, los que fingen de árbitros no son tales, sino que forman parte de uno de los equipos, y que por tanto, no habrá bola ni strike, sino hasta que ellos las canten, y que tendrá muy poco que ver con la posición de la pelota en el guante del catcher, sino con los intereses de un equipo, llamado Psuv.

Me llega a la memoria, aquel árbitro Jim Joyce quien cantó como quieto un rolling de Jason Donald, que a todas luces fue un out, y que evitará que Armando Galarraga, lograra su juego perfecto.

II. Que hacer luego que cantan strike una bola y se poncha a un bateador injustamente.

Tanto en política como en el baseball, existe lo que se conoce como el derecho al pataleo. Es decir, el reclamo de los jugadores y del manager del equipo, en principio para tratar de cambiar la decisión, y en caso de ser infructuoso el reclamo, evitar que el árbitro se vuelva a equivocar de la misma manera.

Esto suponiendo jueces justos e imparciales. En caso de árbitros parcializados, al reclamo de los jugadores debe acompañarlo el público. De tal manera que la presión sea mayor. Pero esto dependerá de dos cosas, la primera, que el equipo juegue en casa, y por tanto haya un público a favor, y por la otra, que el público sea numeroso, este pendiente del juego y este dispuesto a hacerse partícipe del reclamos incluso a costa de exponer su físico frente a la policía local y la fanaticada del otro equipo.

La metáfora beisbolera, lo que pretende significar, es que si la alternativa democrática no cuenta con un apoyo firme de la población, poco puede hacer para cambiar las decisiones que se tomen desde el poder real de la nación, en este momento en manos de la cúpula de Psuv, y por tanto lo que le queda es advertir de la inconstitucionalidad del hecho, en caso que lo hubiera.

La Alternativa Democrática (ha de reconocerse) solo tiene influencia en los ciudadanos, para actos electorales, pero en los actuales momentos, no tiene capacidad, para movilizar la población para acciones políticas alternativas que permitan dar demostración de fuerza.

Con esto no quiero decir que su dirección política sea errada, (aunque de hecho hay muchas cosas que mejorar) sino que responde a una realidad. Por cierto, si la Mud, no tiene poder de convocatoria para eventos no electorales, mucho menos la tienen otras organizaciones que suelen ubicarse dentro del bloque opositor, y cuyas propuestas suelen ser más radicales.

Así las cosas, sabemos que en el corto plazo, se ejecutarán las decisiones que tome la cúpula del Psuv, posiblemente con el señalamiento de la inconstitucionalidad de la alternativa democrática, acto plenamente legítimo, pero políticamente ineficaz.

Lo que si debe hacer el equipo, es estar preparado para el otro juego. En cualquier momento, la ausencia temporal (no decretada pero de hecho), puede transformarse en ausencia absoluta y por tanto estar a tono, para el nuevo juego, que tal como prevé la constitución será de un solo inning, es decir treinta días o menos.

III Cantamos el strike que era bola ¿y ahora qué?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

El quid que explica la conducta del gobierno desde su asunción al poder en el año 1998, ha sido el mismo, es decir, mantenerse en el poder, a costa de lo que sea. A partir del 2002 ha contando con presupuesto en exceso para tal cometido. Desde siempre han contado con muy pocos escrúpulos. Tienen como gran activo, un fenómeno de la política llamado Hugo Chávez. A pesar de su enfermedad, mintió sobre su curación para ganar las elecciones. Otra candidatura hubiera sido un riesgo enorme y pudiera haber devenido en la derrota electoral. Pero a su vez, Chávez es el gran decisor. El podía tomar decisiones complejas, sabiendo que el costo político sería manejable. Igualmente es el líder indiscutido. Nadie es capaz de cuestionar su autoridad dentro del Psuv.

Ahora con Chávez fuera de juego, por lo menos temporalmente, la toma inevitable de decisiones han sido pospuestas. A pesar de haber sido autorizado el Vicepresidente para la decretar medidas en materia económica y fiscal, hasta los momentos, la decisión que ha tomado es dejar las cosas como están. El deterioro de la economía nacional, tapada por el inmenso gasto público del año electoral, los altos precios del petróleo y el endeudamiento, ya comienza a dar su muestra con la ausencia de dólares, el encarecimiento de los productos importados y el desabastecimiento de productos esenciales de la cesta alimentaria.

En algún momento, el deterioro económico podrá más que la voluntad inercial y la economía requerirá atención. De no tomarse medidas, las consecuencias serán peores. ¿Veremos a Maduro, en cadena nacional, explicando el incremento del precio de la gasolina, y el porqué de una devaluación por años postergada? ¿Firmará Cabello leyes de ajuste económico desde la Asamblea Nacional.

Pero no seamos tan dramáticos, pensemos en decisiones más rutinarias, como la administración del personal de confianza, en ausencia temporal de Chávez, en este delicado equilibrio de poder interno, entre el Vicepresidente Nicolás Maduro y el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Cómo quedará el país, luego que se supere esta transitoriedad, no decretada, o veremos a los líderes del Psuv, explicando como bien diría Moisés Naim en un artículo leído recientemente, porque cuando Chávez era presidente, se vivía mejor. (Ver http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/05/actualidad/1357406352_127952.html).

ELECCIONES Y LOCUS EXTERNO

I. Participación nacional vs participación regional

Una de las máximas en política, es que los políticos deben evitar ser culpable. Dicho así, el echarle la culpa a alguien, parece un acto racional y deliberado a fin de no afectar el poder y el prestigio que se posee ante un evento negativo que pudiera afectar ante sus seguidores. Pero también puede ser que la vanidad sea la causa por la cual, no les permite aceptar las culpas. Sencillamente no cree tenerlas.

Para paliar la culpa, por lo general se acude a la figura del chivo expiatorio, en términos más académicos, el locus externo, es decir alguien a quien podamos señalar como el responsable del mal que haya ocurrido. En las elecciones ocurridas, no pueden señalarse más que como una importante derrota opositora  y que por lo pronto pudiera afectar las posibilidades de victoria en una eventual elección para dirimir la presidencia de la república, en caso de la ausencia absoluta del presidente electo. Pero que además políticamente allana el terreno para una posible radicalización de las políticas públicas en la vía del comunismo y la colectivización.

¿Quién es el culpable de lo ocurrido? O a ¿Quién le echamos la culpa? Fácil a la gente, que por su inconsciencia, falta de ciudadanía u otros epítetos más, dejaron de ir a votar ese día. Podría darles la razón, si no es porque sencillamente la abstención electoral es un fenómeno natural en las elecciones regionales, y que lo raro hubiera sido una alta participación.

Veámoslo en el siguiente gráfico:

Participación electoral en elecciones nacionales y regionales.

Participación electoral en elecciones nacionales y regionales.

Fuente: Cne, cálculos propios.

En el gráfico se puede observar claramente como los niveles de participación son tradicionalmente mayores en elecciones nacionales que en elecciones regionales. Desde el año 1978 hasta la última elección ocurrida el 7 de octubre el promedio es de 73,6% para elecciones nacionales, mientras que para elecciones regionales el promedio es de 55,1%. Es decir que en promedio dejan de votar 18,5% de los electores cuando las elecciones son regionales. Hay una excepción, que son las elecciones realizadas en el año 2000, pero hay que recordar que éstas se realizaron simultáneamente.

Por tanto, si algo habría que esperarse en esta elección era un incremento en la abstención, pero que como hemos visto, en este caso particular, parece más producto de una conducta estructural del votante venezolano, más que un fenómeno particular. Podemos observarlo mejor en el siguiente gráfico:

Porcentaje de abstención en elecciones regionales.

Porcentaje de abstención en elecciones regionales.

Fuente: Cne, cálculos propios.

Como puede fácilmente observarse desde el año 1989, año en que se eligieran por primera vez a gobernadores y alcaldes, la participación en este tipo de proceso se encuentra alrededor del 50%, es decir la mitad del electorado. El caso irregular, fue la elección de 2008, donde la elevada participación se puede explicar por las peculiaridades de ese proceso, que se asumió como una competencia nacional.

Por tanto, no puede suponerse que la abstención sea la causante de los resultados, a no ser que los que decidieron no participar en este proceso, pertenezcan a uno de los bloques en las que se encuentra dividida la política venezolana, lo que analizaremos inmediatamente.

16 de diciembre Vs 07 de Octubre

Para determinar si ciertamente existió un sesgo entre los abstencionistas, se procedió a comparar los votos perdidos por ambos bloques entre la elección regional y los votos obtenidos por Capriles y Chávez [i] en la pasada elección presidencial del 7 de octubre, He aquí los resultados:

Perdida Votos PSUV

Perdida PSUV %

Pérdida Votos Mud

Pérdida Mud %

-3.419.781

-41%

-2.767.995

-42%

Fuente: Cne, cálculos propios.

Contabilizadas las mesas electorales estos fueron los resultados totales y sus porcentajes:

Presidenciales 2012

Regionales 2012

Votos Chávez

% Votos Chávez

Votos PSUV/GPP

% Votos Psuv/GPP

8.273.272

55%

4.854.373

53%

Presidenciales 2012

Regionales 2012

Votos Capriles

% Votos Capriles

Votos MUD

% Votos Mud

6.591.304

43%

3.823.809

41%

Fuente: Cne, cálculos propios.

Para el Psuv entre personas que dejaron de votar y entre quienes decidieron votar por opciones distintas se perdieron más de tres millones cuatrocientos mil votos, mientras que para la Unidad Democrática, se perdieron más de dos millones setecientos mil votos, es decir que en términos absolutos más perdieron los candidatos a gobernadores del Psuv, que los de la unidad. En términos porcentuales, las proporciones por las que dejaron de votar en cada bando, son más o menos similares. Así que la derrota electoral, por parte de los candidatos a gobernadores de la Mud, tampoco puede explicarse por un especial abandono de los partidarios, porque si bien los hubo, también existió en mayor cantidad del otro bando.

Ahora bien, si las deserciones hubieran ocurrido en forma proporcional, el Psuv y sus aliados hubieran ganado 21 gobernaciones y la Unidad solo hubiera ganado las gobernaciones de Táchira y Mérida, cosa que no ocurrió, puesto que la Unidad ganó tres gobernaciones (una más) y perdió en los estados donde Capriles había resultado victorioso. Así que el análisis hay que profundizarlo Estado por Estado.

Voto partidista

En presencia de una elevada abstención mucho de los resultados electorales se explican por el voto partidista, es decir por la presencia de un sector de la población electoral que votan persistentemente por un partido político. Permítame el lector el uso de un ejemplo que puede ser banal, y es que el voto partidista se puede asimilar a la afición deportiva. La gente puede ser de los Leones de Caracas o de los Navegantes del Magallanes y eso no tiene nada que ver con el hecho que el equipo este ganando o perdiendo, ni de los jugadores que la integren. Así que por motivos ideológicos, familiares, grupales u otro muchas personas deciden votar por un partido político, independientemente de sus propuestas o candidatos.

Con la crisis de los partidos políticos ocurrida en la década de los noventa, disminuyeron Acción Democrática y Copei, pero se afianzó un partido político que representa a los partidarios del presidente Chávez, y es el que aglutina la mayor parte de los votos de las elecciones venezolanas. Por otra parte en un escenario polarizado, el voto antichavez, es recogido por una federación de partidos, que se conoce como la Mesa de la Unidad Democrática,

Ese es la explicación de las victoria del Psuv en los estados Apure, Guárico, Barinas, Bolívar (en discusión), Cojedes, Falcón, Delta Amacuro, Portuguesa, Sucre, Trujillo, Vargas y Yaracuy. Donde en mucho de ellos votaron por candidatos, sin vinculación alguna con la entidad que representaban.

Voto o abstención como castigo

Se entiende como voto castigo, el voto que se realiza contra una gestión de gobierno. Uno de los factores que pudieron haber influido en la derrota de las gobernaciones  en manos de la Unidad, sería la pérdida de apoyo de parte de sus electores, como consecuencia del desencanto con su gestión de gobierno. Estas pérdidas, no significó necesariamente que votarán por los candidatos del otro bloque, sino que sencillamente no salió a votar.

Este fue el factor que a nuestro juicio afecto en los estados Carabobo, Nueva Esparta, Táchira y Zulia. Para que se vea más claro, podemos analizar las cifras de los resultados electorales en esas entidades políticas obtenidas en el 2008 y lo obtenido en el año 2012:

Estado

Incremento Votos

PSUV/GPP

Incremento

PSUV /GPP %

Disminución

Votos  Mud

Disminción

Mud %

Carabobo

26.489

7%

-87.901

-22%

Nueva Esparta

29.226

36%

-18.648

-17%

Táchira

14.793

6%

-30.910

-13%

Zulia

100.201

15%

-83.370

-11%

Fuente: Cne, cálculos propios.

Como se podrá observar en todos estos casos, los gobernadores postulados por la unidad tuvieron pérdidas de más del 10 por ciento de los votos obtenidos si se compara con los resultados de las elecciones regionales del 2008 (por cierto, con una base electoral menor). Ahora bien, la derrota no solo se explica por la disminución de los votos, sino que tuvo que ver con el incremento de la votación de los partidarios del presidente Chávez, especialmente en Nueva Esparta y Zulia. En Carabobo, los números indican que Ameliach sencillamente recuperó los votos que obtuvo Acosta Carlés en la pasada elección regional.

Es de notar, que buena parte de gobernadores cuestionados por la población en estados dominados por el Psuv o partidarios del Presidente, no pudieron ser evaluados electoralmente debido a que no fueron postulados por el partido y por tanto, no pudo ser aprovechado electoralmente por los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática. Nos referimos a los casos de Anzoátegui, Aragua, Cojedes, Guárico, Mérida, Sucre y Trujillo.

Otra gestiones de gobierno en manos del Psuv,  también sufrieron mermas importantes de votos, pero no pudieron ser capitalizadas por las candidaturas de la Unidad,  puesta que ésta tuvo perdidas mayores en relación a los obtenidos en el 2008:

Estado

Disminución

Votos PSUV/GPP

Disminución  

PSUV /GPP %

Disminución  

Votos Mud

Disminución  

Mud%

Barinas

-5.349

-4%

-39.627

-28%

Bolívar

-37.406

-18%

-39.052

-19%

Falcón

-44.871

-22%

-52.589

-32%

Portuguesa

-53.904

-29%

-34.626

-40%

Vargas

-8.461

-10%

-18.421

-41%

Fuente: Cne, cálculos propios.

En estos casos habrá que evaluar el desarrollo de las campañas electorales opositoras y preguntarse que pudo pasar, para que no aprovecharan las pérdidas del voto de los gobernadores psuvistas.

LA vICTORIA IMPERFECTA

El cronograma y buena parte de la normativa electoral fue elaborada bajo la siguiente idea: El ganador (de la presidencia) se lo lleva todo (gobernaciones, consejos legislativos, alcaldías y concejos municipales).Se plantearon la victoria perfecta, pero esta no se pudo dar, tal como fuera reconocido por Aristóbulo Istúriz, dirigente nacional del Psuv, y gobernador electo a la gobernación del Estado Anzoátegui.

Tiene la unidad una candidatura presidencial consolidada en la figura de Henrique Capriles Radonski. Una eventual derrota en la elección como candidato a la reelección de Miranda, hubiera representado un duro golpe a la alternativa democrática, en el momento que existe una gran posibilidad de una pronta elección presidencial. Pero al ser uno de los tres gobernadores de la alianza opositora victorioso, su oportunidad para ser el abanderado de la unidad democrática se mantiene incólume. A pesar de la derrota electoral, mantuvo la votación obtenida en el año 2008 y a pesar que el adversario creció en más de treinta y un mil votos, pudo mantener la gobernación con relativa facilidad.

Notas puntuales

Nota aparte merece el triunfo de Liborio Guaruya en el Estado Amazonas, siendo el único candidato que logró incrementar la votación si se compara con los votos obtenidos por Henrique Capriles, el candidato presidencial que apoyara.

De los otros dos candidatos que lograron su posición dentro de la plataforma del Psuv, Henry Falcón, gobernador de Lara y José Briceño, el primero logró mantener su posición. Ambos fueron en el año 2008, los gobernadores más votados, lo que indican que contaban con el apoyo de  una importante población independiente. Sin embargo, el deslinde de Falcón, ocurrió con suficiente tiempo, para lograr un consenso en torno a su persona como candidato de la Unidad. La disminución de su caudal de votación, esta no puede ser achacada a su gestión gubernamental, sino al voto partidista psuvista, que antes tenía, y ahora no, a la vez que sumaba los votos del bloque de la unidad democrática del Estado Lara.

Regionales 2008

Regionales 2012

Votos

%

Votos

%

Pérdida %

Henry Falcón

448.536

73,52%

352.478

53,87%

-21,42%

José Briceño

204.857

64,86%

127.501

41,69%

-37,76%

Fuente: Cne, cálculos propios.

En el caso del José Gregorio Briceño, su deslinde del gobierno ocurrió en el momento, en que la Unidad ya había celebrado elecciones primarias y por tanto había ya escogido a su candidata a gobernadora. Los fríos números indican que finalmente, la división no fue la causante del resultado, que incluso unidos, hubiera sido derrotado la candidatura unitaria. Así que la derrota de Briceño puede ser consecuencia de la presencia de un voto partidista psuvista mayoritario, o  por una evaluación negativa del gobierno, por parte de un grupo determinante de electores.

En todo caso es notorio, que el caudal electoral del “Gato” Briceño disminuyo considerablemente, al perder casi el 40% de sus electores, mientras que la disminución de Henry Falcón, superó ligeramente el 20%.


[i] Hay que notar que mucho de la pérdida de voto del bloque del Psuv, puede ser resultado de candidaturas de partidos integrantes del Gran Polo Patriótico y no necesariamente de la abstención electoral.

ALOCUCIÓN DEL SABADO POR LA NOCHE

El Presidente anuncia que tiene que operarse nuevamente por el cáncer y unge a maduro como su sucesor.

El Presidente anuncia que tiene que operarse nuevamente por el cáncer y unge a maduro como su sucesor.

No sabía como entrar al tema. Nunca es fácil dar una mala noticia. Así que en una inusual cadena de radio y televisión de un sábado por la noche, remembró aquella vieja película que lanzará a la fama a un desconocido “Jhon Travolta”. Por supuesto que la farándula no es su fuerte, en la película no había “Lambada” como el aludió (faltarían 10 años para que se popularizara este ritmo brasileño), aunque si unos puertorriqueños bailando música disco aderezada con ritmos latinos. El resto disco music y baladas que popularizaron los Bee Gees, Tavares, Yvonne Eliman, entre otros. Tampoco acierta, con la protagonista, no es Olivia Newton Jhon, sino Karen Lynn Gorney.

Finalmente luego de dar varias vueltas, y con su habitual rodeo prosopópeyico dio la noticia. Mucho menos anodina que la película en ciernes, más famosa por su música y bailes que por su guión. El presidente de la república anunciaba que habían descubierto nuevamente la presencia de células malignas en el mismo sitio donde ya habían sido localizadas, hace ya año y medio y que se requería por tanto una nueva operación.

No hay que ser oncólogo para saber lo que significa que un cáncer no haya podido ser eliminado tras año y medio de tratamiento. Así que conociendo los riesgos y el posible desenlace decidió tomar las previsiones para garantizar la continuidad de la “Revolución”.

En su mensaje más dirigido a sus seguidores que al país, informó sobre su estado de salud. Aprovechándose de la autorictas[1] que mantiene sobre sus ellos, sabe que sus deseos son interpretadas como órdenes y por tanto es lo mejor que puede hacer para evitar que el Psuv se fragmente, en caso de su ausencia. Con Diosdado Cabello a su derecha, le pide a sus seguidores, que en caso que hubiera nuevas elecciones presidenciales, voten por Nicolás Maduro. He aquí sus palabras:

“Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela”. Yo se los pido desde mi corazón..

EL TEMA FORMAL

Hay que respetar la Constitución, pero cuando se esta en juego el poder, hay tentaciones.

Hay que respetar la Constitución, pero cuando se esta en juego el poder, hay tentaciones.

Ahora bien independientemente de los deseos del Presidente, lo primero que hay que considerar son los escenarios formales de acuerdo a lo previsto en la Constitución Nacional.

1ra Consideración. Chávez es el presidente constitucional y es a su vez el presidente electo, que asumiría funciones el próximo 10 de enero. Por tanto mientras Chávez sea el presidente constitucional, la persona a quien le corresponde encargarse de la presidencia ante una ausencia temporal es al vicepresidente.

Artículo 234. Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional hasta por noventa días más.

2da consideración: Margarita Yourcenar escribe en las Memorias de Adriano:“…la incertidumbre del lugar, de la hora y del modo que nos impide distinguir con claridad ese fin hacia el cual avanzamos sin tregua, disminuye a medida que la enfermedad progresa…”,  Entiéndase, ya no es una posibilidad teórica la ausencia absoluta del presidente, esta es una realidad que tarde o temprano tendrá que afrontar el país. Así las cosas, estos son los escenarios previstos en la carta magna:

Artículo 233  …Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

…Si la falta absoluta del Presidente o la Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva.

Así que tenemos que por 30 días, asumiría o bien el Presidente de la Asamblea Nacional, o bien el Vicepresidente Ejecutivo. En todo caso, es un gobierno transitorio y breve, cuya función es mantener el orden en el país, mientras se elige al sustituto definitivo.

La clave del asunto es que la resolución de la sucesión presidencial, debe resolverse dentro de los 30 días contados a partir de la declaratoria de la ausencia absoluta del presidente, lo cual da tiempo para muy pocas cosas.

¿SE QUEDARÁN QUIETO LOS DEMONIOS?

demonio pensativo

Damos por hecho que en las condiciones actuales del país, un evento como la ausencia del presidente que ha manejado casi que a su antojo al país, por más de catorce años, pudiera desatar las ambiciones de quienes se creen con derecho a aspirar al poder. No hay que caerse a engaño, los demonios se encuentran en los bloques de opinión, que han polarizado al país en estos catorce años de mandato de Hugo Chávez.

Si hay unidad dentro del oficialismo, lo esta dada por la preponderancia del liderazgo de Chávez; y por otra parte la unidad de la alternativa democrática, esta dada por la razón práctica, que de otra manera no es posible enfrentar a Chávez. Por tanto, parece que de salir de la escena política este personaje, se puede pensar que no habría razones para nadie para mantenerse unidos.

Por el lado del régimen que nos gobierna, Maduro cuenta con la “unción” de Chávez al igual que cuando Samuel el patriarca hebreo ungiera primero a Saúl y luego a David.. Qué finalmente sea aceptado por quienes se creen con derecho a ejercer la presidencia, habría que verse. Que el sector desplazado, con todo su poderío militar, quiera una salida de fuerza, cabe dentro de los escenarios políticos factibles. Pero quien desee lanzarse a la aventura tendrá que apurar el paso antes que el nuevo presidente sea electo y por tanto legitimado, dentro de los treinta días siguientes, establecidos por la constitución.

Para la Mesa de la Unidad Democrática, las cosas son más complejas. Para la elección presidencial del 7 de octubre las candidaturas resultantes fueron producto de una elección primaria. Ahora con un tiempo tan corto, no hay ninguna posibilidad de acudir a este mecanismo, por lo que quedaría el consenso entre las fuerzas políticas que integran este esfuerzo de coordinación política.

Para el momento actual el nombre lógico sería el de Henrique Capriles, quien hiciera un honroso segundo lugar en las pasadas elecciones presidenciales. Sin embargo, esta postulado para la gobernación de Miranda en las elecciones a celebrarse el próximo domingo 16. En caso de perder ante el candidato del Psuv, Elías Jaua, su opción se vendría abajo.

Pero incluso, en el caso de ganar Capriles la gobernación de Miranda, su campaña alejada de los partidos políticos puede haber generado malestar que podrían pasarle factura, si aspirara ser el candidato de la Mud. Si damos por hecho que los tres principales partidos, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia contarían con un poder de veto factico, el candidato que finalmente sea escogido, deberá contar, por lo menos con el apoyo de estos tres partidos. Figuras como Antonio Ledezma o Ramón Guillermo Aveledo, parecen cumplir con este perfil, más que el propio Henrique Capriles.

APRES MOI LE DELUGE

Luis XV de Francia. Al morir dejo una Francia arruinada y que desencadenaría la Revolución Francesa.

Luis XV de Francia. Al morir dejo una Francia arruinada y que desencadenaría la Revolución Francesa.

Cuenta la leyenda que esta frase fuera dicha por el Rey Luis XV, en ocasión de su muerte. La frase en cuestión significa en francés “Después de Mi, El Diluvio”, y tiene dos interpretaciones, de acuerdo al gusto de los exegetas. Como bien es sabido el heredero de este Rey de Francia fue Luis XVI, a quien le toco vivir la crisis económica,. social y moral que derivara en La Revolución Francesa. Por tanto, en ocasiones se habla de la frase como quien deja una situación al borde de una crisis.

La otra interpretación de la citada frase, es un poco más personalista, es la poca importancia que un personaje le da al futuro luego de su muerte. Que el mundo se caiga luego de mí, total ya estoy muerto y nada me importa, sería en otras palabras lo que quiso decir el quinceavo Luis francés.

Para el caso, poco importa el verdadero significado. Lo que si es realidad, es que Venezuela se encuentra al borde de una grave crisis en todos sus sentidos. La ausencia de dólares, amenaza con paralizar la economía. Los desequilibrios macroeconómicos no parecen aguantar “otra corrida de  arruga más”. Los controles del empleo y los precios, mantienen frenada a la inversión, solamente sostenida por los favorables precios petroleros,. Sin embargo los excedentes petroleros parecen que serán devorados por el monto de la deuda externa.

A su vez la deficiencia estructural de las instituciones, donde más que las normas prevalecen las decisiones ejecutivas del presidente, pueden generar (o están generando) en su ausencia una parálisis institucional, que pone en riesgo la gobernabilidad del país. i

En definitiva una pesada carga recibirá el sucesor del Presidente Chávez, tanto o más pesada que la recibida por Luis XVI, antes de la Revolución Francesa.

La alocución presidencial en una nube de palabras

wordle 8 de diciembre

[1] En Derecho romano se entiende por auctoritas una cierta legitimación socialmente reconocida, que procede de un saber y que se otorga a una serie de ciudadanos. Ostenta la auctoritas aquella personalidad o institución, que tiene capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre una decisión. Si bien dicha decisión no es vinculante legalmente, ni puede ser impuesta, tiene un valor de índole moral muy fuerte.

ECLESIASTES 3:2

3: 1 Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: 2 tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado

Libro del Eclesiastés

I. Chávez y la abstención electoral.

Cuando comenzó la campaña había una incógnita sobre un grupo de electores que habiendo votado por Chávez en las elecciones del 2006, no lo habían hecho en las elecciones subsiguientes. Estábamos hablando en concreto de cerca de un número de dos millones de electores de los cuales se podían dar cuenta al restar de estas elecciones el número de votos que había obtenido la plancha del Psuv en las elecciones parlamentarias (medida en la votación a la lista del parlatino). La incógnita era si estos votos eran chavistas que no les entusiasma un proceso cuando no es Chávez, ó si eran personas ya desencantadas del proceso y que podrían con un buen mensaje, pasarse al otro bando. Los resultados parecen señalar que lo cierto es la primera hipótesis.

En el gráfico siguiente se puede observar el crecimiento del voto a favor del partido de gobierno en elecciones presidenciales.

Ahora lo que ocurrió, podemos analizarlo mejor en el siguiente gráfico, que solo muestra la votación obtenida por el partido oficial, medido contra la abstención:

Como podrá observarse se ve claramente existe lo que se conoce como una covariación (es decir cuando cambia una variable también varía otra variable, y en este caso, un incremento en la abstención se corresponde con un decremento en el voto del gobierno y viceversa en la medida que disminuye la abstención se incrementa el voto a favor de los candidatos o propuestas del Psuv y sus aliados.

A los efectos de medir la fortaleza de esta relación se compararon estas variables a través del método de los mínimos cuadrados (la recta más próxima a todos los puntos) y se utilizó el estadístico R de Pearson el cual fue de 0,7506, lo cual demuestra una correlación importante entre ambas variables. A efectos de comparación se relacionaron las variables abstención electoral contra voto a favor de la coalición democrática, y el resultado arrojó que el R de Pearson fuera de 0,0419, lo cual sugiere que no existe ninguna relación entre estas dos variables.

De tal manera que se puede concluir que una de las causas por las cuales se puede explicar el triunfo de Chávez es el alto nivel de participación de su electorado, mientras que la oposición parece que no logra su objetivo en ganar adeptos entre los desmovilizados pro oficialistas o por lo menos, haberlos mantenido desmovilizados.

II. El Crecimiento del Registro Electoral

Está claro que la competencia electoral se iba a realizar en dos segmentos claves, que eran los que determinarían el triunfo electoral: los abstencionistas pro oficialistas y los nuevos votantes. Como vimos mientras que la estrategia de Chávez resultó totalmente exitosa de acuerdo al análisis que realizamos, entonces hemos de suponer que el crecimiento del voto opositor, que fue importante si se compara con los resultados obtenidos en el 2006, e incluso medido contra las elecciones parlamentarias realizadas en el 2010, se debe explicar fundamentalmente en el crecimiento del Registro electoral.

Veamos la siguiente tabla:

Análisis de la votación obtenida por Chávez

Elección Número de votos Porcentaje Observación
Votos Chávez presidenciales 2012

8.136.964

Votos Psuv y aliados parlamentarias 2010

5.509.035

67,7%

Votos que ya tenían
Votos Chávez Presidenciales 2006

1.761.761

21,7%

Votos que recuperaron
Votos obtenidos del crecimiento de registro y reducción de la abstención

866.168

10,6%

Votos que ganaron

De acuerdo a los datos mostrados, y manteniendo como hipótesis que Chávez recupero la votación obtenida en el año 2006 en su totalidad, se puede colegir que los votos obtenidos por el crecimiento del registro electoral y por la disminución de los niveles de abstención no supero al 11% de su votación.

Ahora veamos el crecimiento del voto opositor:

Elección Votos Diferencia Porcentaje Observación
Votos Rosales Presidenciales 2006 4.250.317 65,4% Votos que ya tenían
Votos Mud Parlamentarias 2010 5.424.413 1.174.096 18,1% Votos ganados 2010
Votos Capriles Presidenciales 2012 6.499.575 1.075.162 16,5% Votos ganados 2012

De esta manera se puede observar que cerca del 35% de los votos obtenidos por Capriles son votos ganados por la coalición democrática, que de acuerdo a las cifras, parecen provenir en su mayoría del crecimiento del registro electoral, y por tanto de nuevos votantes.

Si observamos la tabla siguiente, veremos que el incremento del voto opositor se corresponde con el 80% de incremento del registro electoral.

Incremento voto opositor Vs Crecimiento Registro Electoral Crecimiento Voto opositor Crecimiento RE %
2.249.258 2.822.021 79,7%

La vinculación entre el voto opositor y el crecimiento del registro electoral se puede observar mejor en el siguiente gráfico:

Es absolutamente natural que el crecimiento de lo votos sea explicado por el crecimiento del registro electoral. Pero es interesante sin embargo en este caso observar como un bloque político se beneficia  más que el otro de este crecimiento. En este caso, el bloque de la coalición democrática o voto opositor está mucho más relacionado a este crecimiento con un R2 = 0,898, mientras que en el bloque oficialista no deja de tener relación, este no es tan pronunciado como en el caso del crecimiento del bloque opositor, al tener un R2 de 0,6197.

  III.  Los objetivos no fueron logrados

De los análisis realizados damos cuentas que los objetivos planteados por los comandos de campaña tuvieron éxitos y fracasos parciales, pero el principal objetivo planteado por la oposición, que era ganar el denominado voto chavista u voto no alineado no pudo ser logrado y por tanto tuvo que conformarse con el voto obtenido por el crecimiento del registro electoral.

Mientras que el Comando Carabobo, al parecer no pudo lograr una presencia importante en los nuevos votantes, y por tanto, si bien ganaron ahora, estos resultados ponen en riesgo su futuro electoral, de mantenerse la tendencia del crecimiento en votos de la coalición democrática.

Hasta los momentos y a manera de hipótesis nos planteamos las siguientes causas que pudieran explicar los fracasos parciales, tanto del comando Carabobo, como del Comando Venezuela.

  • El mensaje de Chávez no parece ser atractivo para los jóvenes, a pesar de los “betas”, Hany Kauan, los Cadilacs y Omar Enrique. En la mayoría de los documentos estratégico el Psuv se insiste en la captación del voto joven.  Sin embargo, hasta los momentos los jóvenes parecen desear algo diferente. La propia apariencia física del candidato, a estas alturas, juega contra el favor de los jóvenes. Mientras la oposición, por su parte, a pesar que el énfasis comunicacional que se realizó hacia este segmento, fue menor, contaba con la fortaleza de la juventud y presencia física del candidato Capriles.
  • Por su parte, y a pesar del gran esfuerzo realizado por Capriles para ganar la voluntad del electorado en los sectores populares y rurales, no parece tener su correspondencia en votos. Si bien por ahora, no he realizado un análisis detallado de los resultados electorales, la impresión es que en el gobierno mantuvo su amplia diferencia en estos sectores.  Analicemos porque:
    1. Las Misiones y la “Ley de Misiones”. Una de las estrategias desarrolladas por el Comando Carabobo, fue tratar de descalificar la candidatura de Capriles bajo la idea que su eventual triunfo equivaldría al desmantelamiento de los programas sociales del gobierno, las que el aparato propagandístico del régimen llama “misiones”. La respuesta del Comando Venezuela, fue la “Ley de Misiones”, a través de la cual, no solo se mantenía el programa, sino que se le quitaba la carga política. Sin embargo, el solo hecho de llamarse “misiones” evocaba a Chávez y a su nexo fundamental con el elector.
    2. Los Tiempos Electorales: Se argumentó desde el lado del Comando Venezuela, que no hubo tiempo para que el mensaje calara en el electorado. Ciertamente, el cronograma electoral fue alterado para que el candidato opositor tuviera poco tiempo para convencer al electorado. En ello se combinan dos factores, un tiempo corto para la campaña electoral de algo más de 90 días, y adelantar las elecciones que tradicionalmente se celebraban en el primer domingo de diciembre al primer domingo de octubre. Sin embargo hay que recordar que las primarias se realizaron de manera tardía, dejando poco tiempo al candidato electo para que desarrollará su campaña.
    3. Lo que en opinión de este analista fue el elemento fundamental que explica el resultado electoral, es que las campañas electorales por lo general es el momento de recoger lo que se sembró en la época pre-electoral. Mientras estos seis años, la oposición estuvo en la difícil tarea de sembrar la unidad (la cual pudo cosechar), parece haber descuidado el tiempo en acompañar a los sectores populares en sus demandas y reclamos, así que la campaña de Capriles intentó sembrar y cosechar al mismo tiempo en estos sectores, en escasos cuatro meses, pero es evidente que no se consiguió.
    4. Considero por tanto un error estratégico grave del comando Venezuela, el exceso de tiempo dedicado a los sectores rurales, donde las posibilidades de aumentar la votación de manera importante, eran muy escasas dado el poco tiempo, y por el contrario este pudo ser aprovechado con mayor trabajo en las zonas populares de los grandes centros poblados.

  IV.   Las encuestas

El segundo error estratégico grave de parte de los estrategas del Comando Venezuela, fue el haber desoído los resultados ofrecidos por las empresas encuestadoras y desarrollar estrategias fundadas fundamentalmente en los hallazgos realizados por la firma Consultores 21. Si bien esta es una empresa muy reputada por sus estudios anteriores sobre la opinión pública en Venezuela, pensar que las otras encuestas se encontraban manipuladas y sus resultados sesgados, da muestra de ingenuidad imperdonable cuando se acomete un empresa tan importante como lo es una elección presidencial. A lo  menos debieron haber contado con dos o tres empresas que sirvieran de monitor, y poder mejorar las tomas de decisiones del final de la campaña.

Veamos como se desempeñaron finalmente las encuestas que se escogieron para realizar el seguimiento de la campaña y comparándola con un escenario elaborado por mí, en función de la distribución de los indecisos:

Hinterlaces Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50 55,25 33% 55,33 0,08
Capriles 34 44,13 67% 44,67 0,54
Ns/Nc/Otros 16 0,62
Datanalisis Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,4 55,25 36% 53,53 -1,72
Capriles 39 44,13 64% 46,47 2,34
Ns/Nc 11,6 0,62

 

Varianza Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,7 55,25 44% 50,86 -4,39
Capriles 47,7 44,13 56% 49,14 5,01
Ns/Nc 2,6 0,62

Como puede observarse, los resultados ofrecidos por Hinterlaces y Datanálisis serían los que más se corresponde con la realidad de lo ocurrido el día 7 de octubre, no así Varianza, cuyos resultados se separan ligeramente del margen de error.

  • El caso Ivad

Para el caso de Ivad el análisis no podía proyectar resultado de acuerdo a una distribución de indecisos basados en los incrementos de cada intención de voto ofrecida por la encuestadora, puesto que la tendencia de incremento en su número de indecisos, imposibilitó la distribución de éstos. De tal manera que para ofrecer un escenario de acuerdo a los resultados de esta encuestadora, asumimos que Capriles tendría un incremento superior en la distribución de indecisos (60 Vs 40) y el resultado es el que se muestra en la tabla inferior.

Ivad Resultados Septiembre Resultado Cne Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50,3 55,25 57,3 2,05
Capriles 32,2 44,13 42,7 -1,43
Ns/Nc 17,5 0,62

Se puede concluir por tanto, que también era factible ofrecer una resultado similar al ocurrido en las elecciones de acuerdo a las cifras publicadas por el Ivad.

  • El caso Consultores 21

De más esta decir, que fue la encuestadora con mayor nivel de error, de las cinco consideradas. Tres errores en sus resultados, en primer lugar subestimación en la intención de voto hacia Chávez;  en segundo lugar una sobrestimación del voto hacia Capriles; y en tercer lugar una tendencia en la pérdida de intención de votos hacia Chávez. Finalmente entre el día viernes y  sábado circularon sus escenarios elaborados para el día domingo, en los auguraban una victoria de Capriles sobre Chávez, por una diferencia que oscilaría entre 4 y 8 puntos. Como lo reconocen los socios de la empresa, sencillamente se equivocaron, y por supuesto que sus resultados afectaron, tanto la estrategia del Comando Venezuela, como algunos análisis realizados, entre ellos los míos.

V.   EL MOMENTUM

Hace algo más de un mes, comparto una conversación con un fraterno amigo, su actitud es muy critica con relación a la campaña. Critica al candidato, a su estrategia, a su trato con el resto de los partidos de la Alianza. Por supuesto duda del triunfo del candidato de la Mud y para prueba me comenta que lo de las encuestas. Semana más tarde, vuelvo a hablar con él, sus palabras fueron esperanzadoras “como que la cosa va bien”, me dijo con un cierto tono de entusiasmo.

Lo mismo puedo decir de mis análisis. Todo correcto, formalmente preví el crecimiento de los niveles de participación, igual deduje la reducción de la brecha entre el candidato continuista y su adversario. Pero, el corazón me echo una trastada, cuando rechacé la hipótesis que la victoria sería holgada. El análisis estaba allí, claro y a la vista de todos. Pero el momentum, la fase final de la campaña, la esperanza y la emoción invade el lugar que le corresponde al raciocinio. Nunca dije que Capriles la tenía fácil, me canse de decirle a mis alumnos, que en la lucha de David contra Goliat, la noticia es que gane David, lo otro forma parte de la rutina. Sin embargo no voy a corregir mi post anterior, asumí un escenario cerrado, que ciertamente no se dio, a pesar que el análisis apuntaba hacia lo que finalmente ocurrió. Diremos que son cosas del corazón.

ENCUESTAS Y TIEMPO ELECTORAL

La serie de tiempo con corte en Octubre del 2009 muestra como la popularidad del Preidente así como sube, baja.

Sencillamente no pueden ver una encuesta que les guiñe el ojo. Ahora si son buenas. Ahora son serias y sus resultados gozan de alta credibilidad. Ahora si merecen ser comentadas por José Vicente y Díaz Rangel; en estos días no me extrañaría escuchar a Mario Silva piropeando a Oscar Schemel o a Luis Vicente León. Que el presidente en medio de su enfermedad haya subido algunos puntos es algo que merece ser reseñado en los medios gobierneros, quizás le den hasta una portada en el Diario Vea o en Correo del Orinoco. Mientras el gobierno celebra, desde el lado de la oposición cándida surge la angustia.

Me he hecho cierta fama de encuestólogo y por tanto la gente con cierta preocupación me pregunta sobre la popularidad del presidente, acrecentada en estos días por las penurias por la que pasa su cuerpo y seguramente también su espíritu. Como me precio que mi fama está bien ganada, puedo garantizarle que una encuesta política no predice resultados con un año de anticipación. Así como Chávez sube en las encuestas, de a ratos baja. Cualquier desbarajuste en los servicios públicos, alguna comida podrida encontrada en un solar del gobierno, algún hecho hamponil a una notoria figura, puede bajarles los puntos que ha subido. Se acuerdan de Irene Sáez, aquella famosa Miss Universo, quien luego de ser alcaldesa de Chacao, quiso ser presidente, entusiasmada por unas encuestas que auguraban que ella no perdía en el año 1997. Lamentablemente para ella, la elección fue en 1998 y su candidatura terminó en un oscuro sótano, abandonado por todos los aliados, que se rindieron a los números meses atrás.

A quien me pregunte les digo que lo que resulte de una encuesta realizada en 2011 es irrelevante de cara al futuro en octubre del 2012, porque el entorno dista mucho de parecerse al momento de la campaña electoral. Por los momentos Chávez corre solo, sin contendor, puesto que los potenciales competidores están en otra carrera, la de su propia nominación como candidato de la plataforma unitaria que lo enfrentará a partir de febrero del próximo año. Si a la elección primaria llegara a presentarse una cantidad importante de votantes, la competencia presidencial con seguridad se estrecharía. Solo en ese momento las encuestas comenzarán a decir algo.

La otra variable que ciertamente cobra importancia es la del estado de salud del presidente. En caso de presentarse sano a la contienda, su carisma puede verse reforzado. Pero si llegaran a persistir sus problemas de salud y no convencer a los electores que ha superado el problema de su enfermedad, éste seguramente será un tema de campaña que evidentemente puede generarle varios problemas a su opción presidencial. Porque la gente puede ser solidaria con un ser con cáncer. Abrazos, hechizos y oraciones por su salud, pero de allí a votarlo para presidente, hay un trecho muy largo.

En lugar de angustiarse al ver unas encuestas que dicen lo mismo desde hace años, hay que dedicarse a construir la opción que podrá derrotarlo cuando tengamos que volver a las urnas, electorales.