Archivo de la etiqueta: henrique capriles

EL PUNTO MEDIO

El ambiente

No hacen falta realizar encuesta alguna o estudios cualitativos a través de grupos de enfoque para saber una realidad a todas luces obvia, la gente está arrecha, así sin eufemismos de ningún tipo. Igual está angustiado porque siente que esto marcha hacia un despeñadero.

Las razones de su molestia están claramente vinculadas al pésimo desempeño del gobierno en el área económica, por supuesto asumiendo que el tema seguridad es una variable estructural de los últimos años que puede ser considerada “ceteris paribus” en su influencia sobre el ánimo de la población.

La iliquidez de dólares que de acuerdo a la confesión de Rafael Ramírez en una reciente entrevista televisiva que le realizara José Vicente Rangel en su programa, ocurrió por la falta de planificación gubernamental, más el estrangulamiento del sector privado por los excesivos controles al que ha sido sometido,  ha traído como consecuencia natural la escasez de gran cantidad de bienes y servicios, especialmente artículos de primera necesidad, y una altísima inflación que de acuerdo a las cifras del Banco Central se ubicó en el 56,2%.

El panorama no luce para nada favorable, para los próximos meses. Las medidas económicas tomadas por el gobierno distan mucho de resolver los problemas y por el contrario parecen agravarlos aún más. Metido en sus propias contradicciones entre radicales y pragmáticos, dejan a la economía en la debacle, donde la próxima consecuencia parece ser el cierre de empresas con el consecuente incremento del desempleo.

Nicolás Maduro quiere entrar en los record del ser el peor presidente de Venezuela desde Ignacio Andrade

Nicolás Maduro quiere entrar en los record del ser el peor presidente de Venezuela desde Ignacio Andrade

Estos fríos números tienen sus consecuencias en la calidad de vida de las personas. Sin poder completar la cesta básica, pasando el tiempo en colas, y con el sueldo reducido en dos tercios de su valor, evidentemente no puede tener razones para estar alegres.

En este ambiente, el motivo de cada conversación, por lo general mientras se hace la cola para pagar la harina pan que por casualidad  se pudo conseguir ese día, es que la gente es muy pasiva, que algo hay que hacer, que en otros países (Ucrania produce envidia), por algo menos de eso, ya habían tumbado un presidente, etcétera, etcétera.

Por supuesto, quienes realizan estas conversaciones son sencillos ciudadanos que no asumen (no tienen porque) conductas de liderazgo. No son ellos los llamados a realizar las acciones de insurgencia (asumiendo que este es el deseo ciudadano arrecho y angustiado), sería por tanto  la dirigencia política de la Mesa de la Unidad Democrática y en especial Henrique Capriles de quien esperaba algún tipo de iniciativa. A la que estaban dispuestos a seguir.

Lamentablemente desde el llamado “Dakazo”, los voceros de la Mud, no han podido articular ningún discurso asertivo y contundente ante los dislates económicos del gobierno, quien con una acertada estrategia comunicacional, logró culpabilizar al resto de la sociedad de sus propios errores y apuntarse la victoria electoral de diciembre.

Capriles: Su pasividad permitió la insurgencia opositora en "La Salida"

Capriles: Su pasividad permitió la insurgencia opositora en “La Salida”

Como respuesta a la impasividad de la Mud y Capriles ante la angustia de la gente dos de sus importantes líderes, Leopoldo López y María Corina Machado, se deslindaron de su línea política y ha llamado a la calle con la propuesta de “La Salida”.

La salida el 12 de febrero

La misma gente que un día decidió seguir a Carmona, luego a Juan Fernández y Carlos Ortega, todos en la búsqueda del fast track, ven a Leopoldo López como el líder de la circunstancia, sin ponderar mucho caso de sus fortalezas, pensando ligeramente que la totalidad de la gente piensa como ellos, comienzan acciones de calles, de las cuales no vislumbro éxito alguno y que por el contrario pueden debilitar las luchas futuras en situaciones más convenientes.

Es comprensible que la gente quiera respuesta y que los políticos se la den. Lo que hay que lamentar es el poco criterio estratégico de quienes la realizan.

Leopoldo López: Promotor de La Salida. ¿Posición adelantada?

Leopoldo López: Promotor de La Salida. ¿Posición adelantada?

La manifestación con una importante presencia de la gente. Un amigo comentó que durante 45 minutos vio pasar la marcha de gente por la avenida Bolívar de Valencia. El apagón informativo evitó que la noticia se viera en las televisoras nacionales o regionales. Al final la jornada se afectó por la violencia de pequeños grupos pro-oficialistas y radicales anárquicos pro-opositores.

Mientras en el norte de Valencia (zona donde habita la clase media de la ciudad) bullía la gente, Teresa la señora que nos ayuda en la labores de las casas le cuenta a mi esposa que por su casa (al sur de la ciudad donde vive el sector popular), no pasaba absolutamente nada anormal. Otro amigo me cuenta que en Los Guayos se respiró ese día,  absoluta normalidad. La misma clase media que el 2002 gritaba el “Chávez Vete ya” ahora clama por “La Salida”  mientras en twitter el hastag #13FVnzlaEnlaCalleNicolásPaElCoñoTeVas se convierte en trending topic.  El parecido con ese año es evidente, por lo menos en lo que se refiere al sentimiento de la gente.

El 12 de febrero, mucha gente salió a protestar.

El 12 de febrero, mucha gente salió a protestar.

Muestro el siguiente gráfico:

Resultados electorales 2013 por % de hogares no pobres

El gráfico muestra los votos obtenidos en porcentaje por Capriles y Maduro en las elecciones presidenciales del año 2013, donde cada punto representa los votos obtenidos en un municipio. A medida que nos ubicamos a la derecha se ve la tendencia del voto a medida que se incrementa la riqueza de los hogares venezolanos y a medida que se desplaza hacia arriba los votos obtenidos en porcentajes, en azul los votos de Capriles, en rojo los votos de Maduro. Como puede observarse existe un importante déficit en el voto opositor en las zonas de menores niveles de ingreso. Les puedo asegurar, a pesar de no contar con las cifras que está situación no cambió significativamente en las elecciones municipales pasadas.

Mientras esta realidad no cambié será difícil salir del régimen, por la vía electoral u por otra vía. Acciones como “La Salida”, poco hacen en este sentido. Por el contrario favorecen la radicalización, terreno donde el gobierno se siente cómodo, haciendo que el conflicto político oculte el pésimo desempeño en su gestión económica.

¿Qué hacer?

 A pesar de los altos y bajos la alternativa democrática ha ganado terreno. Se estuvo a menos de dos puntos de obtener la presidencia de la República en abril pasado (Cne dixit). Más que proponer “La Salida”, insisto no hay fuerza para ello, por ahora, lo que hay es que establecer nexos entre la alternativa democrática con los sectores populares. La sensación de rabia  y frustración deben ser las mismas  en las clases populares, que las que sienten los ciudadanos de clase media, pero su modo de entender la acción política es distinta. Ésta debe ser canalizada políticamente, en un juego donde la apuesta es ciudadana y donde la calle debe tener objetivos concretos a ser alcanzados, el lugar de un todo o nada.

Sin la pasividad de Capriles y la Mud, pero tampoco ir a una lucha existencial de ellos o nosotros, como pretenden los promotores de “La Salida”. Acompañar a la sociedad en su rabia, pero a la vez buscando alternativas que la ayuden a salir a la crisis, que ocurrirá cuando los mismos que votaron por Chávez y luego por Maduro, les digan que hasta aquí llego su largo cuarto de hora.

Anuncios

Estrategias de campaña están enmarcadas por las realidades de los contendientes

Adriana Chirinos Castro
 achirinos@el-carabobeno.comImage

No hay una tercera opción en una Venezuela completamente polarizada. Todo se resume en el candidato del Gobierno, Hugo Chávez y el de la Unidad Democrática, Henrique Capriles Radonski, sostuvo el politólogo carabobeño Yván Serra. Explicó que las estrategias que ambos han aplicado hasta los momentos están enmarcadas en las realidades muy distintas de los contendientes.

Independientemente de catalogar la gestión presidencial, Hugo Chávez es una figura transcendental, ahondó Serra, pues en 14 años ha creado una imagen mediática potente. “El país ha estado los 14 años hablando de Chávez. Para bien o para mal no ha pasado desapercibido”.

El politólogo detalló que aunado a ese antecedente, el candidato oficialista tiene los recursos del Estado a su disposición y sus propuestas fundamentales son conocidas. “Su campaña está apuntalada por la inclusión social y la inició enseguida después de las parlamentarias, enfocada en las misiones de vivienda, trabajo, madres solteras y ancianos”.

La campaña positiva de Chávez, que define el especialista como aquella orientada a sumar votos a la opción que representa el candidato, está enfocada en esos aspectos, mientras que la negativa, que busca restar votos al contrincante, está enmarcada en una “guerra” de encuestas para desanimar y descalificaciones.

Antes de ser electo en las primarias, el candidato opositor inició el trabajo de calle y de contacto directo con las comunidades venezolanas. Todos los días, con pocas excepciones, Capriles Radonski tiene la agenda copada de eventos en los diferentes estados. El viernes aseguró que para el 7-O le habrá dado tres vueltas al país.

Serra recordó que si bien Capriles fue alcalde durante dos períodos y gobernador de uno de los principales estados, no tiene la presencia como Chávez la ha tenido en 14 años. “Tiene la limitante para acceder a los medios por las restricciones que ha puesto el Gobierno y pocos recursos”. De esa realidad la campaña positiva del abanderado opositor se enfoca en el contacto directo con las personas en el “casa por casa”, que según el politólogo, no tiene resultados inmediatos sino que toma su tiempo.

La campaña negativa de Capriles, ahondó el politólogo, se basa en los problemas que este Gobierno no ha resuelto para su población, donde la seguridad, las relaciones sociales de los ciudadanos, y la inestabilidad económica, serán sus “aliados”. “Capriles dice: el desarrollo económico te va a conseguir trabajo, mientras que Chávez asegura: ven que el Gobierno te va a dar trabajo”.

El target electoral de ambos son los sectores populares D y E, analiza Serra. Los A, B y C son principalmente del factor opositor mientras que desde el C- en adelante, tienden a ser oficialistas. “En término electoral se centra la batalla en estos grupos con la importante presencia de los no alineados”. Estas personas repudian el enfrentamiento y es por ello que el mensaje de Capriles es de inclusión, promoviendo que los beneficios sociales seguirán siendo disfrutados, resaltó.

La salud del Presidente ha sido un factor importante en estos meses de contienda por el voto. Para el politólogo ha sido un problema más que ha tenido que manejar el oficialismo, pues mientras el pueblo observe a un presidente enfermo, la abstención del factor rojo puede aumentar. “En el momento en que realmente se sienta que está enfermo, será ganancia para la oposición”.

Una vista hacia posibles futuros

Serra sostiene que al revisar los escenarios históricos y recientes de Venezuela se observa a una oposición con permanente crecimiento, aunque sea leve. “El lado oficialista es irregular con picos altos y bajos. Generalmente ascienden junto al nivel de abstención. La tendencia es negativa”.

Entre los escenarios que maneja el politólogo se encuentra el país cansado del deterioro de la gestión gubernamental (donde la oposición resultará ganadora), un apoyo al primer mandatario -que podría cambiar a una abstención si el candidato no es Chávez (y la oposición se vería beneficiada), y una mezcla de ambas: un deterioro de la gestión gubernamental pero que la aparición de Chávez sano gane esos votos.

Cuatro meses restan para la contienda electoral del 7-O, y cuál será la estrategia que resultará mejor para el pueblo venezolano es aún imposible de conocer.