Archivo de la etiqueta: Diosdado Cabello

HASTA EL 10E Y MAS ALLÁ

I. ¿Cuándo una bola es bola y cuando es Strike?

Con una historia muy simple mi profesor de filosofía trataba de explicar de una manera elemental, las posiciones materialista, idealista y dialéctica de la historia de la filosofía. El cuento refiere a una discusión de tres árbitros de béisbol  El árbitro materialista, dice: “Yo canto bola lo que es bola, y strike lo que es strike” A lo que el árbitro idealista riposta, “eso es imposible, por tanto yo canto bola, lo que me parece bola y strike lo que me parece strike”. El árbitro dialéctico, zanja salomónicamente la cuestión al sentenciar: “No hay bolas, ni strike, hasta que yo las cante”.

Como podrá imaginar el amigo lector, la anécdota en cuestión nada tiene que ver con la filosofía, sino de lo que ocurrirá el próximo 10 de enero cuando el presidente Chávez, producto de su enfermedad no pueda presentarse a su juramentación como presidente de Venezuela para el período 2013 – 2019.

La constitución establece claramente casi sin lugar a interpretación (no hay manera que esa bola no parezca otra cosa que bola y por tanto es bola y no strike), lo que ha de hacerse en caso de ausencia temporal o absoluta del presidente en ejercicio (ver artículos 234 y 235 de la CRBV).

Lo que no establece la constitución por ninguna parte, es lo que ocurriría si el Presidente electo, no concurre al acto de su juramentación por una razón que no pueda calificarse como ausencia absoluta, sino temporal, tal como lo establece el artículo 231  y el artículo 233 de la constitución, los cuales rezan lo siguiente:

Artículo 231. El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional….

En el caso del presidente, en situación de salud muy “delicada” de acuerdo a fuentes oficiales, parece que le será imposible no solo presentar juramento ante la Asamblea Nacional, sino que también le será imposible hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia. Por tanto el tema que se tiene en boga es que hacer, cuando la constitución no establece la ausencia “temporal” del presidente electo.

La posición de la Mesa de la Unidad Democrática y de constitucionalistas expertos es la siguiente:

  1. Asimilar el contenido del artículo 234 al presidente electo. Es decir, dar característica de ausencia temporal a la no presencia del presidente y por tanto ofrecer hasta 180 días para que pueda tomar juramento, una vez, mejore su estado de salud.
  2. Dejar constancia que el período constitucional iniciado en el año 2007 caducó y por tanto se inicia un nuevo período constitucional, el día 10 de enero. En este caso y de acuerdo a lo establecido por la constitución, el presidente transitorio sería el Presidente de la Asamblea Nacional.
  3. Conocer de manera exacta, las condiciones de salud del actual mandatario, a fin de conocer que mantiene su capacidad física y/o mental para ser presidente y por tanto la designación de una Junta Médica que certifique su capacidad.
  4. En caso de darse las condiciones de la falta absoluta del presidente, proceder, tal como lo establece la misma constitución, a una elección dentro de los 30 días siguientes, para elegir al presidente que culminaría el período.
Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Ramón Guillermo Aveledo en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática, fijó posición en torno a la ausencia del Presidente Chávez

Hasta lo dicho aquí, esto es lo que parecería la interpretación correcta. En estos escritos no hay nada escandaloso, nada que indique mala fe de parte de la alternativa democrática, sino un razonamiento natural dada las circunstancias de salud que afecta al primer mandatario nacional.

Pero esta es la discusión de los primeros árbitros, tratando de definir si la pelota en manos del catcher, es bola o strike. Se nos olvida que en este caso, los que fingen de árbitros no son tales, sino que forman parte de uno de los equipos, y que por tanto, no habrá bola ni strike, sino hasta que ellos las canten, y que tendrá muy poco que ver con la posición de la pelota en el guante del catcher, sino con los intereses de un equipo, llamado Psuv.

Me llega a la memoria, aquel árbitro Jim Joyce quien cantó como quieto un rolling de Jason Donald, que a todas luces fue un out, y que evitará que Armando Galarraga, lograra su juego perfecto.

II. Que hacer luego que cantan strike una bola y se poncha a un bateador injustamente.

Tanto en política como en el baseball, existe lo que se conoce como el derecho al pataleo. Es decir, el reclamo de los jugadores y del manager del equipo, en principio para tratar de cambiar la decisión, y en caso de ser infructuoso el reclamo, evitar que el árbitro se vuelva a equivocar de la misma manera.

Esto suponiendo jueces justos e imparciales. En caso de árbitros parcializados, al reclamo de los jugadores debe acompañarlo el público. De tal manera que la presión sea mayor. Pero esto dependerá de dos cosas, la primera, que el equipo juegue en casa, y por tanto haya un público a favor, y por la otra, que el público sea numeroso, este pendiente del juego y este dispuesto a hacerse partícipe del reclamos incluso a costa de exponer su físico frente a la policía local y la fanaticada del otro equipo.

La metáfora beisbolera, lo que pretende significar, es que si la alternativa democrática no cuenta con un apoyo firme de la población, poco puede hacer para cambiar las decisiones que se tomen desde el poder real de la nación, en este momento en manos de la cúpula de Psuv, y por tanto lo que le queda es advertir de la inconstitucionalidad del hecho, en caso que lo hubiera.

La Alternativa Democrática (ha de reconocerse) solo tiene influencia en los ciudadanos, para actos electorales, pero en los actuales momentos, no tiene capacidad, para movilizar la población para acciones políticas alternativas que permitan dar demostración de fuerza.

Con esto no quiero decir que su dirección política sea errada, (aunque de hecho hay muchas cosas que mejorar) sino que responde a una realidad. Por cierto, si la Mud, no tiene poder de convocatoria para eventos no electorales, mucho menos la tienen otras organizaciones que suelen ubicarse dentro del bloque opositor, y cuyas propuestas suelen ser más radicales.

Así las cosas, sabemos que en el corto plazo, se ejecutarán las decisiones que tome la cúpula del Psuv, posiblemente con el señalamiento de la inconstitucionalidad de la alternativa democrática, acto plenamente legítimo, pero políticamente ineficaz.

Lo que si debe hacer el equipo, es estar preparado para el otro juego. En cualquier momento, la ausencia temporal (no decretada pero de hecho), puede transformarse en ausencia absoluta y por tanto estar a tono, para el nuevo juego, que tal como prevé la constitución será de un solo inning, es decir treinta días o menos.

III Cantamos el strike que era bola ¿y ahora qué?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

¿Serán tan unidos al momento de tomar decisiones poco populares?

El quid que explica la conducta del gobierno desde su asunción al poder en el año 1998, ha sido el mismo, es decir, mantenerse en el poder, a costa de lo que sea. A partir del 2002 ha contando con presupuesto en exceso para tal cometido. Desde siempre han contado con muy pocos escrúpulos. Tienen como gran activo, un fenómeno de la política llamado Hugo Chávez. A pesar de su enfermedad, mintió sobre su curación para ganar las elecciones. Otra candidatura hubiera sido un riesgo enorme y pudiera haber devenido en la derrota electoral. Pero a su vez, Chávez es el gran decisor. El podía tomar decisiones complejas, sabiendo que el costo político sería manejable. Igualmente es el líder indiscutido. Nadie es capaz de cuestionar su autoridad dentro del Psuv.

Ahora con Chávez fuera de juego, por lo menos temporalmente, la toma inevitable de decisiones han sido pospuestas. A pesar de haber sido autorizado el Vicepresidente para la decretar medidas en materia económica y fiscal, hasta los momentos, la decisión que ha tomado es dejar las cosas como están. El deterioro de la economía nacional, tapada por el inmenso gasto público del año electoral, los altos precios del petróleo y el endeudamiento, ya comienza a dar su muestra con la ausencia de dólares, el encarecimiento de los productos importados y el desabastecimiento de productos esenciales de la cesta alimentaria.

En algún momento, el deterioro económico podrá más que la voluntad inercial y la economía requerirá atención. De no tomarse medidas, las consecuencias serán peores. ¿Veremos a Maduro, en cadena nacional, explicando el incremento del precio de la gasolina, y el porqué de una devaluación por años postergada? ¿Firmará Cabello leyes de ajuste económico desde la Asamblea Nacional.

Pero no seamos tan dramáticos, pensemos en decisiones más rutinarias, como la administración del personal de confianza, en ausencia temporal de Chávez, en este delicado equilibrio de poder interno, entre el Vicepresidente Nicolás Maduro y el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Cómo quedará el país, luego que se supere esta transitoriedad, no decretada, o veremos a los líderes del Psuv, explicando como bien diría Moisés Naim en un artículo leído recientemente, porque cuando Chávez era presidente, se vivía mejor. (Ver http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/05/actualidad/1357406352_127952.html).

Anuncios

ALOCUCIÓN DEL SABADO POR LA NOCHE

El Presidente anuncia que tiene que operarse nuevamente por el cáncer y unge a maduro como su sucesor.

El Presidente anuncia que tiene que operarse nuevamente por el cáncer y unge a maduro como su sucesor.

No sabía como entrar al tema. Nunca es fácil dar una mala noticia. Así que en una inusual cadena de radio y televisión de un sábado por la noche, remembró aquella vieja película que lanzará a la fama a un desconocido “Jhon Travolta”. Por supuesto que la farándula no es su fuerte, en la película no había “Lambada” como el aludió (faltarían 10 años para que se popularizara este ritmo brasileño), aunque si unos puertorriqueños bailando música disco aderezada con ritmos latinos. El resto disco music y baladas que popularizaron los Bee Gees, Tavares, Yvonne Eliman, entre otros. Tampoco acierta, con la protagonista, no es Olivia Newton Jhon, sino Karen Lynn Gorney.

Finalmente luego de dar varias vueltas, y con su habitual rodeo prosopópeyico dio la noticia. Mucho menos anodina que la película en ciernes, más famosa por su música y bailes que por su guión. El presidente de la república anunciaba que habían descubierto nuevamente la presencia de células malignas en el mismo sitio donde ya habían sido localizadas, hace ya año y medio y que se requería por tanto una nueva operación.

No hay que ser oncólogo para saber lo que significa que un cáncer no haya podido ser eliminado tras año y medio de tratamiento. Así que conociendo los riesgos y el posible desenlace decidió tomar las previsiones para garantizar la continuidad de la “Revolución”.

En su mensaje más dirigido a sus seguidores que al país, informó sobre su estado de salud. Aprovechándose de la autorictas[1] que mantiene sobre sus ellos, sabe que sus deseos son interpretadas como órdenes y por tanto es lo mejor que puede hacer para evitar que el Psuv se fragmente, en caso de su ausencia. Con Diosdado Cabello a su derecha, le pide a sus seguidores, que en caso que hubiera nuevas elecciones presidenciales, voten por Nicolás Maduro. He aquí sus palabras:

“Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela”. Yo se los pido desde mi corazón..

EL TEMA FORMAL

Hay que respetar la Constitución, pero cuando se esta en juego el poder, hay tentaciones.

Hay que respetar la Constitución, pero cuando se esta en juego el poder, hay tentaciones.

Ahora bien independientemente de los deseos del Presidente, lo primero que hay que considerar son los escenarios formales de acuerdo a lo previsto en la Constitución Nacional.

1ra Consideración. Chávez es el presidente constitucional y es a su vez el presidente electo, que asumiría funciones el próximo 10 de enero. Por tanto mientras Chávez sea el presidente constitucional, la persona a quien le corresponde encargarse de la presidencia ante una ausencia temporal es al vicepresidente.

Artículo 234. Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional hasta por noventa días más.

2da consideración: Margarita Yourcenar escribe en las Memorias de Adriano:“…la incertidumbre del lugar, de la hora y del modo que nos impide distinguir con claridad ese fin hacia el cual avanzamos sin tregua, disminuye a medida que la enfermedad progresa…”,  Entiéndase, ya no es una posibilidad teórica la ausencia absoluta del presidente, esta es una realidad que tarde o temprano tendrá que afrontar el país. Así las cosas, estos son los escenarios previstos en la carta magna:

Artículo 233  …Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

…Si la falta absoluta del Presidente o la Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva.

Así que tenemos que por 30 días, asumiría o bien el Presidente de la Asamblea Nacional, o bien el Vicepresidente Ejecutivo. En todo caso, es un gobierno transitorio y breve, cuya función es mantener el orden en el país, mientras se elige al sustituto definitivo.

La clave del asunto es que la resolución de la sucesión presidencial, debe resolverse dentro de los 30 días contados a partir de la declaratoria de la ausencia absoluta del presidente, lo cual da tiempo para muy pocas cosas.

¿SE QUEDARÁN QUIETO LOS DEMONIOS?

demonio pensativo

Damos por hecho que en las condiciones actuales del país, un evento como la ausencia del presidente que ha manejado casi que a su antojo al país, por más de catorce años, pudiera desatar las ambiciones de quienes se creen con derecho a aspirar al poder. No hay que caerse a engaño, los demonios se encuentran en los bloques de opinión, que han polarizado al país en estos catorce años de mandato de Hugo Chávez.

Si hay unidad dentro del oficialismo, lo esta dada por la preponderancia del liderazgo de Chávez; y por otra parte la unidad de la alternativa democrática, esta dada por la razón práctica, que de otra manera no es posible enfrentar a Chávez. Por tanto, parece que de salir de la escena política este personaje, se puede pensar que no habría razones para nadie para mantenerse unidos.

Por el lado del régimen que nos gobierna, Maduro cuenta con la “unción” de Chávez al igual que cuando Samuel el patriarca hebreo ungiera primero a Saúl y luego a David.. Qué finalmente sea aceptado por quienes se creen con derecho a ejercer la presidencia, habría que verse. Que el sector desplazado, con todo su poderío militar, quiera una salida de fuerza, cabe dentro de los escenarios políticos factibles. Pero quien desee lanzarse a la aventura tendrá que apurar el paso antes que el nuevo presidente sea electo y por tanto legitimado, dentro de los treinta días siguientes, establecidos por la constitución.

Para la Mesa de la Unidad Democrática, las cosas son más complejas. Para la elección presidencial del 7 de octubre las candidaturas resultantes fueron producto de una elección primaria. Ahora con un tiempo tan corto, no hay ninguna posibilidad de acudir a este mecanismo, por lo que quedaría el consenso entre las fuerzas políticas que integran este esfuerzo de coordinación política.

Para el momento actual el nombre lógico sería el de Henrique Capriles, quien hiciera un honroso segundo lugar en las pasadas elecciones presidenciales. Sin embargo, esta postulado para la gobernación de Miranda en las elecciones a celebrarse el próximo domingo 16. En caso de perder ante el candidato del Psuv, Elías Jaua, su opción se vendría abajo.

Pero incluso, en el caso de ganar Capriles la gobernación de Miranda, su campaña alejada de los partidos políticos puede haber generado malestar que podrían pasarle factura, si aspirara ser el candidato de la Mud. Si damos por hecho que los tres principales partidos, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia contarían con un poder de veto factico, el candidato que finalmente sea escogido, deberá contar, por lo menos con el apoyo de estos tres partidos. Figuras como Antonio Ledezma o Ramón Guillermo Aveledo, parecen cumplir con este perfil, más que el propio Henrique Capriles.

APRES MOI LE DELUGE

Luis XV de Francia. Al morir dejo una Francia arruinada y que desencadenaría la Revolución Francesa.

Luis XV de Francia. Al morir dejo una Francia arruinada y que desencadenaría la Revolución Francesa.

Cuenta la leyenda que esta frase fuera dicha por el Rey Luis XV, en ocasión de su muerte. La frase en cuestión significa en francés “Después de Mi, El Diluvio”, y tiene dos interpretaciones, de acuerdo al gusto de los exegetas. Como bien es sabido el heredero de este Rey de Francia fue Luis XVI, a quien le toco vivir la crisis económica,. social y moral que derivara en La Revolución Francesa. Por tanto, en ocasiones se habla de la frase como quien deja una situación al borde de una crisis.

La otra interpretación de la citada frase, es un poco más personalista, es la poca importancia que un personaje le da al futuro luego de su muerte. Que el mundo se caiga luego de mí, total ya estoy muerto y nada me importa, sería en otras palabras lo que quiso decir el quinceavo Luis francés.

Para el caso, poco importa el verdadero significado. Lo que si es realidad, es que Venezuela se encuentra al borde de una grave crisis en todos sus sentidos. La ausencia de dólares, amenaza con paralizar la economía. Los desequilibrios macroeconómicos no parecen aguantar “otra corrida de  arruga más”. Los controles del empleo y los precios, mantienen frenada a la inversión, solamente sostenida por los favorables precios petroleros,. Sin embargo los excedentes petroleros parecen que serán devorados por el monto de la deuda externa.

A su vez la deficiencia estructural de las instituciones, donde más que las normas prevalecen las decisiones ejecutivas del presidente, pueden generar (o están generando) en su ausencia una parálisis institucional, que pone en riesgo la gobernabilidad del país. i

En definitiva una pesada carga recibirá el sucesor del Presidente Chávez, tanto o más pesada que la recibida por Luis XVI, antes de la Revolución Francesa.

La alocución presidencial en una nube de palabras

wordle 8 de diciembre

[1] En Derecho romano se entiende por auctoritas una cierta legitimación socialmente reconocida, que procede de un saber y que se otorga a una serie de ciudadanos. Ostenta la auctoritas aquella personalidad o institución, que tiene capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre una decisión. Si bien dicha decisión no es vinculante legalmente, ni puede ser impuesta, tiene un valor de índole moral muy fuerte.