¿Juego trancado?

Nada puede ser más desalentador que realizar un ejercicio prospectivo de los escenarios a corto plazo en Venezuela, tras un mes de crisis política y varios meses de crisis económica. A estas alturas el juego parece trancado. Presos entre radicalismos el país se encuentra entre la parálisis, la anarquía y la represión bruta. Desde el lado de los manifestantes reina la improvisación de grupos que se coordinan a través de redes sociales y cuyas cabezas parece estar ocultas o simplemente funcionan a través de un mecanismo de autorganización de grupos conocidos como la teoría del enjambre. La Mesa de la Unidad Democrática, silenciada por el ruido de los radicales, no parece poder tomar el liderazgo de un movimiento que si bien comparte algunas cosas, no cree en las formas, lo apoya tibiamente, trata de canalizarlos hacia derroteros menos dañino, pero sin mayores éxitos. Los objetivos explícitos de las manifestaciones,  se encuentra en las exigencias del movimiento estudiantil y en la carta del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma. En el corazón de los que protestan, el verdadero objetivo es otro, el cambio del régimen político.

El enfrentamiento con la Guardia Nacional ha sido la constante en estas semanas de conflicto.

El enfrentamiento con la Guardia Nacional ha sido la constante en estas semanas de conflicto.

Desde el lado del gobierno, la repuesta ha ido en cuatro frentes:

  1. Tratar de desarticular los esfuerzos de la mediación internacional y asegurar el apoyo de los organismos multilaterales a la causa de la institucionalidad, entendida en el estrecho criterio de respetar el mandato del que los votantes eligieron  y la no injerencia en asuntos internos de otros países. En este aspecto podemos decir que las gestiones le han sido favorables, dado que desde hace tiempo, se es sabido que los organismos multilaterales funcionan más como clubes de defensa de presidentes, más que como custodios del pueblo ante los excesos de los gobernantes. Sin embargo no ha podido evitar las simpatías que en la opinión pública mundial han tenido los manifestantes y las llamadas de alerta en instancias parlamentarias europea.
  2. Represión dura y continua a través del uso de los equipos antimotines de la Guardia Nacional y la policía nacional, que por lo general cumplen su tarea a través del uso de equipos antimotines como bombas lacrimógenas y perdigones, pero que en otras ocasiones usan armas de fuego con balas o metras, que tienen como propósito herir o matar. Por lo general hay excesos en el uso de la fuerza. Preocupa, que de acuerdo a muchos testimonios la presencia de emociones negativas como rabia y odio en los cuerpos represores. Dentro de este item también se incluye el acoso judicial de lideres políticos y manifestantes. En este sentido existen cientos de manifestantes detenido, el encarcelamiento de Leopoldo López y la orden de captura a otros importantes líderes de su partido Voluntad Popular.
  3. La presencia de cuerpos parapoliciales o paramilitares, que utilizan la violencia armada y ciertamente criminal para enfrentarse con los manifestantes.
  4. Crear la parodia de un diálogo, donde lo primero en que ha fallado, es lograr convencer a manifestantes y la oposición organizada en la Mud, en la sinceridad de la propuesta de pacificación, por parte del gobierno. Las  mesas de trabajo que se han instalado en la llamada Conferencia por la paz, son colmadas por simpatizantes progubernamentales que buscan más que dialogar, “cayapear” a los pocos participantes que no simpatizan con el régimen.

Primera foto publicada de Leopoldo López desde su celda

En este punto el juego luce trancado y de lograr un desenlace la mayoría de los escenarios no vislumbran mejores tiempos para Venezuela, salvo un gran acuerdo nacional. Veamos porque lo planteo:

Escenario 1: Gana el gobierno, sin ceder en sus políticas. Esto ocurre porque las protestas se desinflan y da como resultado la frustración en los manifestantes y sus apoyos. La falta de consensos entre los métodos de lucha y los objetivos logran que se neutralicen todas las acciones y no logran socavar las defensas del gobierno, el cual sale victorioso de la crisis. El gobierno envalentonado desconoce las “causas” de la crisis política, al vencer sus “síntomas” y decide profundizar el camino hacia el “socialismo” con sus consabidas expropiaciones, desinversión, escasez e inflación.

Escenario 2: Gana el  gobierno, pero reconoce alguno de los problemas que la originaron: Cede en algunas exigencias de la oposición, y se junta con el cansancio producido por las protestas y la necesidad de regresar a la “cotidianidad”, pero a su vez encuentra con unas autoridades que desea restablecer la paz social. El gobierno accede a realizar reformas en lo económico, y ofrece algunas concesiones políticas. El éxito dependerá de lograr consensos en las directrices económicas y que estos logres resultados a corto plazo.

La cotidianidad de las colas, a las que la gente se niega a regresar.

La cotidianidad de las colas, a las que la gente se niega a regresar.

En este escenario se mantienen dudas si realmente un gobierno movido por una completa desconfianza hacia el sector privado, con grupos en lo interno mucho más ideologizados permitan que se lleven a cabo las reformas económicas que se requieren, y por supuesto, la gran pregunta, estaría el gobierno en capacidad de reconocer que tiene que pagar los platos rotos en términos de popularidad, sobre todo cuando la estabilidad está muy afectada por la crisis política actual.

Escenario 3: Salida de Nicolás Maduro del poder por alguna vía constitucional (renuncia del cargo o abandono del poder). La salida del poder apaciguaría los ánimos de los manifestantes por los momentos. De acuerdo a lo previsto en la constitución debería convocarse a elecciones en los siguientes 30 días. De allí se desprende a su vez, dos escenarios:

3.1 La oposición se unifica en torno a Henrique Capriles Radosnky, Henry Falcón o María Corina Machado o Leopoldo López, si logra desembrazarse de los obstáculos legales que pesan sobre él.

3.2 La oposición va desunida y se postulan varios candidatos que competirían entre sí.

La unidad de la alternativa democrática sigue siendo un requisito indispensable ante cualquier escenario.

En el primer escenario, las probabilidades favorecerían al candidato de la alternativa democrática, en el segundo escenario al candidato del Psuv, el cual asumimos se mantendrá unido. En este escenario habría que considerar la posibilidad de un descalabro en la popularidad del Psuv, es decir  una errática escogencia del candidato o una pésima campaña electoral, lo puede relegar a un tercer lugar, con una competencia entre opositores.

En cualquiera de los casos, el nuevo presidente tendría la tarea titánica de iniciar un severo plan de ajuste y estabilización económica, política y social, en una Venezuela que se mantendrá polarizada dificultando los consensos que son requeridos para el restablecimiento de la confianza y de la institucionalidad.

Escenario 4: Alzamiento militar: Militares de cualquier signo, ante la situación de caos e ingobernabilidad deciden asumir el mando.  Nos encontramos con varios subescenarios:

4.1.             Golpe militar triunfa: El gobierno de facto, deberá enfrentar con represión aún más dura a militantes del Psuv, GPP y simpatizantes. Aislamiento internacional, con excepción de Estados Unidos y otros países aliados como Canadá y algunos países europeos. Con seguridad convocara a elecciones, pero bajo la condición  de realizarlas cuando pueda lograr estabilizar la situación (lo cual puede ser prolongado por tiempo indefinido), es decir dictadura abierta o la haría de inmediato con lo cual se pasa al escenario 3.

4.2.             Golpe militar fracasa: La represión del gobierno se “justificaría” por la actividad de fuerza. Posiblemente el gobierno comenzaría a sufrir de cierta actitud “paranoide” por lo que aumentaría su nivel de agresividad y la consiguiente violación de los derechos humanos. La situación económica se vería mucho más afectada. El gobierno sería todavía mucho más autocrático.

4.3.             El golpe militar fracasa pero no es derrotado totalmente. Un hecho en la historia recuerda este escenario. España 1936 y el inicio de la guerra civil española. Lo ocurrido en Libia o lo que ocurre en Siria, nos dice que en las actuales circunstancia que es una situación poco probable, pero ahora posible.

La guerra civil: El escenario menos deseado y gracia a Dios todavía luce lejano.

La guerra civil: El escenario menos deseado y gracia a Dios todavía luce lejano.

La revisión de estos escenarios me lleva a ver una situación poco esperanzadora. La victoria de algunos de los bandos no parece ser una solución para nadie. Por el contrario la perspectiva es que una victoria, siempre será pírrica y la consecuencia será mantener el clima de confrontación y la difícil situación de los venezolanos. Como se sale de este escenario: Solo a través de un dialogo sincero, con humildad, en condiciones paritarias y ánimo de rectificación entre las partes. Lamentablemente esto solo ocurrirá cuando las partes sientan que no pueden derrotarse y cuando en lugar de los apetitos de poder se tenga como norte el bienestar del país, bajo la premisa que ambas partes pueden partir de la buena fe (habrá que trabajar mucho en ello),  el respeto a la constitución nacional y un mediador que ambas partes  aprueben.

Una sola vía para enfrentar la crisis: Un diálogo verdadero.

Una sola vía para enfrentar la crisis: Un diálogo verdadero.

Anuncios

Acerca de yvanserra
Director Ejecutivo de METROPINION, empresa dedicada a la Investigación de Mercado y a los Estudios de Opinión Pública. Es politólogo graduado en la Universidad Central de Venezuela con Máster de Administración en el I.E.S.A. Colaborador del Diario El Carabobeño y el semanario ABC de la Semana y profesor de Pre y Post grado de las Cátedras de Teoría Política, Políticas Públicas, Investigación Política y Planificación Estratégica en diferentes universidades del País. Desarrolló una interesante carrera en la gerencia pública desde el año 1991 hasta el año 2004 como Director General Sectorial de Financiamiento Multilateral en Cordiplan, Director General de Planificación y Director de Modernización Educativa en el Gobierno de Carabobo y Director de Inversiones en el Ministerio de Industria y Comercio. A partir del año 2004 crea la empresa Metropinión, C.A, Dedicada a la investigación de mercado y estudios de Opinión Pública, actividad que comparte con la asesoría estratégica en campañas electorales y de comunicación política. Su Blog "El Periscopio de Yván Serra" fue acreedor de un premio Polity Awards por su contribución a la comunidad digital y ha sido reconocido por el Gobierno de Carabobo por sus artículos de opinión en el año 2010 y 2011.

11 Responses to ¿Juego trancado?

  1. Pingback: INVENTARIO | El Periscopio de Yván Serra

  2. Juan says:

    …………………….. las gestiones le han sido favorables, dado que desde hace tiempo, se es sabido que los organismos multilaterales funcionan más como clubes de defensa de presidentes, más que como custodios del pueblo ante los excesos de los gobernantes…………. Es decir, “defensa de presidentes” VOTADOS POR EL PUEBLO EN FORMA MAYORITARIA……pero como al que escribe esta nota no le gusta lo que voto el pueblo, busca argumentos para un GOLPE DE ESTADO moderno……pobre América Latina!!!!!!!

    • yvanserra says:

      Amigo Juan, tu comentario me recuerda a alguien que como no le gusto que la mayoría eligiera a Carlos Andrés Pérez, le intentó dar un golpe de Estado. Lamentablemente el pueblo terminó eligiendo a un golpista y ha sumido a Venezuela en una Dictadura Moderna (donde a través de elecciones amañadas se elige presidentes) para luego violentar el resto de las normas democráticas. Tú hablas de pobre América Latina, pero cuando tengas que caerte a golpe por tomar el único litro de leche que hay en el mercado, ahí es cuando digo “Pobre Venezuela”.

      • Juan says:

        yvanserra, pensé que había un error y sin querer se estaba defendiendo algún golpe de estado, pero tu respuesta deja claro que sin tapujos se defiende el golpe de estado……con argumentos pseudo democáticos..eso si.

      • yvanserra says:

        No amigo no defiendo golpe de estado. No deseo militares en el poder, ni de izquierda ni de derecha. Lo que si esta claro es que esto no es una democracia y literatura sobre el punto hay en abundancia, desde la democracia delegativa de la que hablaba O´Donnel, o las llamadas Hibridocracia tal como puedes ver en https://ideasdebabel.wordpress.com/2009/09/26/fernando-mires-la-hibridocracia-o-las-dictaduras-del-siglo-xxi/

        Al final los procesos sociales yo no los controlo, buena parte de la población se rebeló y las razones de esta rebelión a mi juicio se encuentra fundamentada en el desabastecimiento, la inflación la inseguridad y lo que es más dramático, la perdida de la esperanza de que las cosas mejoren. Sencillamente presumo unos escenarios para que la gente pueda tomar sus decisiones. Por cierto, no me atreví a colocar probabilidades a los escenarios, pero el golpe de estado, tiene una probabilidad de ocurrencia, realmente baja. Así que creo que no debe preocuparse.

  3. JUAN TORTOLERO says:

    me inclino como posible escenario 2… y al tiempo desconocen los acuerdos.. (Chavez y juramento ante el Cristo)

  4. Gabriel Letina Wiljanoba says:

    Yvan, mas claro no canta un gallo, lo cierto es que ademas de un dialogo sincero, debe haber justicia, y ello obliga a que varios de los actores actuales sean sometidos a juicio, ¿estarán estos personajes en disposición de entregarse a la justicia?
    Un gran abrazo

    • yvanserra says:

      Es posible que un diálogo sincero incluya una verdadera comision de la verdad y proceda a realizar procedimientos hacia aquellos culpables de delitos. Otro escenario seria un perdón generakizado. En todo caso, y psra ponerte un ejemplo, si en Chile hubiera privado el deseo de hacer justicia en lugar de lograr un acuerdo de convivencia, a lo mejor no hubieran llegado a la democracia en su momento. Este fue postergado y aplicado cuando las condiciones se dieron.

  5. Osdalys Vera says:

    Tu análisis, siempre acertado y con una claridad intelectual admirable. Lo recomendaré a mis alumnos, para hacer un Foro al respecto.

    • yvanserra says:

      Estamos a la orden. Un abrazo Odalys.

      • Frank Nieves says:

        Saludosñprofesor leí su articulo y esta es mi opinión de los hechos expuestos en su blog.

        Partiendo de los escenarios antes planteados, el juego aún estando trancado sigue complicado iniciaré mi disertación en el primer punto cuando gana el gobierno y sin cambiar el rumbo de su política y modelo de país socialista, el hecho que suprima el descontento social no implica que este deje de existir, la rabia y la frustración quedará como una espiral de silencio, el gobierno utilizará el envalentonamiento como un cojín y se sentará sobre el lo cual más temprano que tarde le explote, como el caracazo en su momento.

        Por otro lado, de ganar el gobierno y de reconocer algunos problemas que los ocasionaros las protestas dudo mucho que cambie de rumbo, al contrario se mantendrá en el primer escenario ¿por qué? Porque estaría reconociendo ante el país y ante el mundo lo que muchos economistas venían advirtiendo sobre el modelo socialista del siglo XXI venezolano que es anacrónico y que la política heredada por el ex presidente Chávez ha sido y lo es una gran estafa y un gran fracaso para la gente que los apoya, lo cual les traería un gran saldo negativo para futuras elecciones y con miras de ser oposición ante la asamblea nacional o elecciones de carácter regional.

        En cuanto, al tercer escenario, si la oposición juega de manera inteligente deberían replantearse y dirimir sus diferencias para ser un bloque solido para activar el referendo revocatorio para la recolección de las firmas y trazarse la meta nuevos adeptos para ganar futuras elecciones a cargo publico.

        De ir a nuevas elecciones presidenciales más allá de la errada propuesta del candidato del PSUV no las tiene fácil; el chavismo está pasando por los inicios de implosión el caso del ex alcalde Parra es un pequeño ejemplo, lo cual vislumbra a unos radicales y a otros moderados (discretos) estos con alto contenido de disposición para la negociación con la oposición para así mantenerse en el poder y sobrevivir políticamente como partido.

        En cuanto a los golpes militares sea cual sea el escenario, estaría condenado no solo por la comunidad internacional de llegar al poder mediante un golpe de estado; la rabia, la frustración y el descontento social harán que mucha gente se vuelque a las calles, el resentimiento de la sociedad hacia los militares es muy grande en virtud al grado de impunidad y de corrupción al cual están involucrados y eso lo sabe la gente y eso ha hecho no solo que la masa les pierda el respeto también el miedo y eso lo saben; también los militares también están divididos como el país. ¿Cuánto durarían en el poder en esa condición?

        Mientras que para unos no hay esperanza para otros si existe seguramente podríamos estar ante un nuevo pacto de punto fijo como lo fue en su momento, solo es cuestión de tiempo y sin ánimos de pecar de soñador o de ingenuo de llegar a un arreglo gobierno y oposición.

        En donde, sí, habría que ponerle el cascabel al gato seria a los colectivos armados que apoyaron al gobierno del presidente Chávez, en su momento y de sentirse traicionados ante un hipotético acuerdo, esa sí seria una pieza clave que trancaría el juego ¿Cómo se desarmar esos grupos al margen de la ley en pro a la salud política y ciudadana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: