BALANCE DE MITAD DE CAMPAÑA

I.                    Otra semana negra para el candidato continuista

Justo en mitad de campaña al gobierno parece que le caen las siete plagas de Egipto. Hace meses, comparé al gobierno con un carro viejo, cuando no falla una cosa,  falla la otra. El dueño de un carro viejo, sabe que este dura más tiempo en un taller, que en la vía. Que lo mejor es salir de él  y comprar un carro nuevo. Lo que ocurre no es obra de la casualidad sino de los años y el poco mantenimiento.

Lo que pasa en el país tampoco es producto de la casualidad, sino de la mala gerencia gubernamental y de la conducción del país con criterios ideológicos que nos alejan cada vez más de lo que se puede denominar, un buen gobierno. Tras la caída del Puente de Cúpira, el presidente pudo constatar personalmente el malestar de los trabajadores de las empresas básicas por la negativa de la gerencia de la CVG a negociar los contratos colectivos, y de este hecho se enteró buena parte del país, puesto que el encuentro fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión. No habían los chismosos terminado de comentar el intempestivo corte de la cadena, cuando ocurre un enfrentamiento entre bandas en la cárcel de Yare, con el desenlace de veinte muertos. A los dos días mientras Chávez cantaba en un mitin la típica canción “Río Manzanares”, este río inundaba la población de Cumanacoa.

Y para finalizar la semana, la desgracia mayor: una explosión en la refinería petrolera de Amuay, con un saldo, hasta los momentos, de cuarenta y un muertos. Hay que recordar los veinte mil trabajadores petroleros despedidos, producto de la huelga del 2002 y la politización de la empresa petrolera estatal. También que la empresa ha descuidado su misión central, para resolver cuanto problema existe en el país. Las cosas no suceden por casualidad.

El incendio en la refinería de Amuay lleva contabilizado a 41 víctimas y decenas de heridos.

Justo en la mitad de campaña, los hechos claman por un cambio urgente de gobierno, puesto que a todas luces da cuenta que este ya no puede más.

II.                El balance de la campaña

Me reconozco como una persona que disfruta el ver un buen partido de futbol, pero poco de las carreras de carros. Mientras en el futbol siempre ocurre algo (un tiro a puerta, un pase magistral, un dribbling, una patada al contrario), en las carreras de carros por el contrario el espectador puede estar largo tiempo mirando simplemente como los carros ruedan por el circuito en la misma posición, lo cual en lo particular me aburre. Pero no dejo de reconocer, que hay momentos de emoción, cuando el piloto que marcha en segundo lugar, comienza a acortar distancias con el que está de primero. Pueden ser varias vueltas de tensión, que termina cuando el primero es rebasado o cuando el segundo ya se da cuenta que el esfuerzo es inútil y  por tanto se dedica a mantener la posición y esperar de un golpe de suerte lo coloque en el primer lugar.

La competencia electoral actual, tiene más características de una carrera de Fórmula Uno que de fútbol. Cada candidato, haciendo su campaña de acuerdo a sus estrategias y circunstancias particulares. Sólo que el trabajo tesonero de Capriles y los errores en las alocuciones del candidato continuista parecen acortar las distancias entre ambos. Es de esperar que lo que, hasta ahora, ha sido una aburrida carrera, termine en un emocionante final.

III.             Las Estrategias

Capriles Radonskyno ha variado el mensaje que lo catapultó en las primarias opositoras. Se presenta como una opción suprapartidista. El mensaje trata de convencer al elector que representa una opción de buen gobierno en un ambiente de paz y tolerancia política. Como bien lo dice su slogan: “Hay un camino”.

El discurso es más propio de un candidato independiente, que de un militante de un partido político.  En ellos presenta soluciones concretas a problemas puntuales. Su campaña es una apuesta con pocas fichas y por lo tanto queda muchos lugares vacíos.. No se dirige a los votos que se consideran duros, entiéndase a los militantes de partidos políticos que conforman la Mesa de la unidad democrática (Mud) ni a la clase media, que ya considera ganada. Se cuida de vincularse a partidos políticos que la gente identifica con el pasado (Ad y Copei) puesto que su mensaje es futuro versus pasado. Chávez es pasado, pero los partidos que gobernaron al país, antes de él también. No hay decisiones  sin riesgo. Los adecos y copeyanos y la clase media, son necesarios para votar, pero también para cuidar los votos. Descuidarlos puede tener costos en el momento crucial.

Su tiempo lo dedica a los votantes indecisos de los sectores urbanos, ubicados en las zonas populares  de las ciudades grandes e intermedias,  y en las poblaciones rurales, que rara vez fueron tomadas en cuentas en campañas electorales anteriores. Sabedor de contar con pocos recursos para un enfrentamiento frontal con las fuerzas gubernamentales, ataca por los flancos, la campaña esta más basada en el contacto personal que en el uso de medios de comunicación masiva. Su tren de trabajo es arrollador.

Por su parte, el presidente y candidato continuista enfatiza su discurso en la incapacidad de Capriles de gobernar el país y de la amenaza que significa a los sectores populares de perder lo que han ganado. Por primera vez en sus quince años, en su discurso predomina la campaña negativa sobre la positiva. Da por sentado que la gente prefiere al socialismo que al capitalismo por lo que trata de dirigir el debate hasta el terreno ideológico. Hasta ahora no lo ha logrado. Se pensaba que los programas sociales iban a ser la punta de lanza de la campaña, pero este tema perdió el impulso que tenía en los meses previos a la campaña, cuando se lanzaron las llamadas “Grandes Misiones”: “Vivienda Venezuela”, “En Amor Mayor”, “Saber y trabajo” e “Hijos de la Patria”.

Contrasta su campaña actual con la realizada hace 6 años. En la que podía mostrar importantes obras de infraestructura realizadas en el país. Hoy estas no se ven y la gente reclama que todo lo que comenzó, se encuentra paralizado. Hasta los momentos hizo gala de la inauguración de un ambulatorio y un supermercado. Además debe de convencer a la gente que no está enfermo. Esto si lo ha logrado, no sabemos a que costo.

Sin embargo, más importante que su aparición física, es la exposición mediática. La campaña publicitaria es impecable- A todas luces muestra contar con buena asesoría y gente calificada haciendo los spot televisivos. Si todo fuera publicidad, se pensaría que existe un buen gobierno. La vinculación de la comunicación de gobierno y la campaña es impecable y el slogan Corazón de la Patria, se acoplan a la perfección en el mensaje. Tiene estrategias sectorizadas, pensadas para cada segmento: para los adultos mayores, Misión Amor mayor, para las madres solteras: hijos de la patria, para los desempleados, saber y trabajo.

Chavez rejuvenecido por el Photoshop, se muestra a lo largo de todas las vías de Venezuela.

A diferencia de Capriles, que trabaja con el supuesto que ya la tiene, Chávez trata de acercarse a la clase media. El problema es que no sabe como. Cree que puede convencerla con una ecuación de costo beneficio (te conviene que yo siga mandando le dice), pero no se da cuenta, que el problema no es la renta, sino los valores democráticos que difícilmente puedan convencer que Chávez los posee.

IV.              Los temas

La enfermedad. El tema fue superado por la fortaleza mostrada por el candidato continuista una vez iniciada la campaña. La gente no discute hoy la enfermedad y se asume que se compite con un candidato sano. Quien sabe. Parece que la procesión va por dentro y algo es seguro, ya no es el candidato de hace seis años.

La guerra de encuesta: Números dispares, encuestadoras pocos conocidas que salen a la palestra, empresas que antes coincidían, hoy muestran importantes diferencias.

Hercón Consultores y Predigmatica, ofrecen sus números a favor de Capriles. Cuatro puntos por encima. Nacionalmente se están dando a conocer en esta elección. Rumores de redes sociales y noticias, informan que el último estudio de Consultores 21, una de las de más prestigiosa en este campo,  confirman estos resultados. La encuesta no ha sido publicada, la información se maneja con cautela. Varianza, ofrece un resultado pequeño a favor de Chávez. No poseo información de Datos y de Keller, rumores indican que sigue la línea ofrecida por Varianza. Un tercer grupo lo conforman Ivad, Datanálisis e Hinterlaces. La diferencia entre ambos contendores se encuentra entre 10 y 20 puntos. La semejanza de todas ellas, en ninguna Chávez supera el 50% y se encuentra estancado, igual se destaca que el número de indecisos es mayor que la brecha entre ambos candidatos. Otras dos encuestadoras Gis XXI, actualmente dirigida por Jesse Chacón, la descarto por su sesgo claramente progobierno. Igual descarto a 30.11 por ser la encuestadora que pronosticara el triunfo del “Si” en el Referéndum Constitucional del 2007 por un margen superior a 10 puntos, que todos recuerdan que finalmente ganará el “No”.

La Gorra de Capriles: El espíritu de las leyes electorales es la prohibición del uso de los símbolos patrios en campaña electoral. La letra de la norma, indica específicamente como se debe desarrollar esta prohibición. Cualquier vacío da lugar a interpretaciones que le corresponde determinar a la jurisprudencia.  El presidente tiene catorce años haciendo uso de los símbolos patrios en su accionar político. El Cne le prohibió vestirse con el mono tricolor y usar el logo de la campaña en la publicidad oficial.  Capriles se colocó una gorra con los colores y símbolos patrios.  El Cne se lo prohibió y la gorra se convirtió en un símbolo de rebeldía de los partidarios de Capriles. Finalmente dejaron de tocar el tema.

Me preguntan porque la campaña me aburre, simplemente sigan los temas que salen a la palestra.

V.                 Los programas de Gobierno.

Congruente con su estrategia, el plan de gobierno de Capriles desarrolla un conjunto de acciones en cinco áreas programáticas de acuerdo al ciclo de vida de las personas: atención materno infantil, vivienda y entorno, formación y desarrollo, empleo y emprendimiento, salud y seguridad social. A partir de allí se enumeran una lista de promesas, que se esperan sean cumplidas durante su eventual gobierno. La calidad y pertinencia de los mismos no es tema de este artículo. Lo que si es importante es que se vincula con las necesidades y problemas de la gente.

Por su parte el plan de gobierno de Chávez, cumple con otra estrategia. Es grandilocuente y pretenciosa. Quizás su intención sea inspirar y emocionar. Sus objetivos son: consolidar la Independencia Nacional, continuar construyendo el socialismo del siglo XXI, convertir a Venezuela en una potencia, contribuir al desarrollo de un mundo multipolar y finalmente preservar la vida en el planeta y salvar a la especie humana. El programa se presenta en forma esquemática, Luego de los objetivos, los sub-objetivos y finalmente el plan de acción, que sigue la línea de predominio de la acción estadal sobre el sector privado, la creación de un estado comunal, versus el estado federal y el militarismo sobre la civilidad. Todo muy Giordani. Grandes objetivos que choca con las realidades cotidianas como el desempleo, el desabastecimiento, la pérdida de familiares en manos del hampa, o sencillamente quedar varado en una cola de tránsito.

VI.              Balance Final:

Es la lucha de David contra Goliat. La historia rememora las pocas ocasiones que los chicos vencen a los grandes. Porque lo contrario no es noticia. A pesar de la desigual competencia, Capriles ha hecho mejor las cosas, en esta etapa. Tiene limitaciones comunicacionales. Sus discursos no generan noticia, pero si esperanza. Su carisma posee otras características, no se parece a Chávez, y esa es su ventaja. Quizás sea lo mejor, un presidente que no sea tan noticioso pero más eficaz.

La pelea es contra los recursos del Estado, económicos y políticos. Desde que ganará las primarias, tenía el reto de acortar la distancia con el candidato de catorce años. Superar el escollo que significó que durante ese tiempo años las fuerzas que adversan a Chávez, se hayan dedicado a ver como se salía del presidente, que acompañando a la población en sus problemas. Capriles, como alcalde y luego como gobernador, fue una de las excepciones. Donde la oposición es gobierno, tienen más oportunidad. En las otras regiones, el primer paso es recuperar el contacto y lograr que lo escuchen. A Capriles,  ya lo conocen. La prueba esta superada. Tiene buena imagen. Algunas encuestas dicen que está cerca, otras que no tanto.

Por el otro lado, el candidato continuista se equivoca. Impone a Ameliach como candidato a gobernador del estado Carabobo, y regaña a quienes querían que fuera Lacava. Sus asesores le recomendaron que no siguiera informando de candidaturas.  La designación de Vielma Mora como candidato a gobernador de Táchira, tendrá que esperar. En Caruachi con los trabajadores fue recriminado frontalmente y en cadena nacional.

El piloto que va de primero, al ver que se le acercan se pone nervioso. En una de esas, se equivoca, se despista y lo alcanzan. ¿O será que ya lo alcanzaron?

¿Habrá alcanzado Capriles a Chávez, como ya señalan algunas encuestadoras?

Anuncios

Acerca de yvanserra
Director Ejecutivo de METROPINION, empresa dedicada a la Investigación de Mercado y a los Estudios de Opinión Pública. Es politólogo graduado en la Universidad Central de Venezuela con Máster de Administración en el I.E.S.A. Colaborador del Diario El Carabobeño y el semanario ABC de la Semana y profesor de Pre y Post grado de las Cátedras de Teoría Política, Políticas Públicas, Investigación Política y Planificación Estratégica en diferentes universidades del País. Desarrolló una interesante carrera en la gerencia pública desde el año 1991 hasta el año 2004 como Director General Sectorial de Financiamiento Multilateral en Cordiplan, Director General de Planificación y Director de Modernización Educativa en el Gobierno de Carabobo y Director de Inversiones en el Ministerio de Industria y Comercio. A partir del año 2004 crea la empresa Metropinión, C.A, Dedicada a la investigación de mercado y estudios de Opinión Pública, actividad que comparte con la asesoría estratégica en campañas electorales y de comunicación política. Su Blog "El Periscopio de Yván Serra" fue acreedor de un premio Polity Awards por su contribución a la comunidad digital y ha sido reconocido por el Gobierno de Carabobo por sus artículos de opinión en el año 2010 y 2011.

2 Responses to BALANCE DE MITAD DE CAMPAÑA

  1. Dubraska Diaz Campos says:

    Hola Yvan, como siempre excelente tu articulo, solo espero que muchos de los “ni-ni” reaccionen, porque a los amantes del proceso ni con las pruebas en la mano los convences.

  2. DANIEL CHALBAUD LANGE says:

    Muy bueno el análisis y la exposición de la situación. Yo añadiría que lo más coveniente para la oposición democrática sería que el presidente saliente aguante hasta el 8 de octubre, para que vea, oiga y sienta el resultado, aceptando y doliéndose del como su verbal conducta contribuyó mucho al triunfo del presidente entrante. Démosle las gracias por anticipado y, a sumar y multiplicar los votos y su garantía.

    Daniel Chalbaud Lange

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: