JERUSALEN Y EL REY LEPROSO

Edward Norton como Baduino IV en l a película Cruzada de Ridley Scott

La ciudad de Jerusalén fue ganada para la “cristiandad” en el año 1099 por la primera cruzada bajo el mando de Raimundo de Tolosa y Godofredo de Bouillon. La entrada a la ciudad santa, no fue precisamente un ejemplo de tolerancia religiosa y fueron masacrados tanto judíos como musulmanes, sin importar edades o género. La ciudad quedo a cargo de Godofredo bajo el titulo de Protector del Santa Sepulcro. Pero al morir meses después su hermano Balduino toma el poder con el nombre de Balduino I, Rey de Jerusalén.

En 1174 con la muerte del Rey Amalarico I, sube al trono Balduino IV, de 13 años y quien sufría de Lepra. Con un rey del que se sabría que moriría pronto y sin descendencia, el reino de Jerusalén fue presa de las intrigas cortesanas para la sucesión. La historia le reconoce que  durante su corta vida pudo defender exitosamente su reino frente a las arremetidas musulmanas bajo el mando de al-Nāsir Salāh ad-Dīn Yūsuf ibn Ayyūb mejor conocido entre nosotros como Saladino. Ya con veinte años la enfermedad había hecho estragos en su cuerpo, casi ciego, mutilado y con el rostro desfigurado que ocultaba con una mascara de plata.

Con la muerte del Rey Leproso, le sucedió su infante sobrino Balduino V quien muere a los pocos meses. Las intrigas sucesorales dividieron al reino en dos facciones, que fueron conocido como el partido de los nobles y el partido de los cortesanos. La disminución del poder real, permitió que no pudiera contenerse los aventureros que siempre buscan sacar provecho de estas circunstancias. En necesario nombrar en esta crónica a Reinaldo de Châtillon, noble aventurero que se dedico al pillaje, y cuyos asaltos a caravanas musulmanas rompió los inestables acuerdos de paz con los cristianos.

Finalmente, enredados en sus disputas internas, sin poder contener la desunión entre los cristianos, ni mantener la disciplina de los nobles, Saladino vence a los cristianos en la batalla de Hattin haciendo prisionero a Guido de Lusignan quien para entonces ostentaba el titulo de Rey de Jerusalén por su matrimonio con Isabel de Courtenay hermana del Rey Leproso.

El 2 de Octubre de 1187, luego de un largo asedio la ciudad de Jerusalén fue entregada a los musulmanes a cambio de respetar la vida a sus habitantes. Los cruzados jamás pudieron recuperar la ciudad santa de tres religiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.