REPOSO MEDICO

No soy médico, aunque de vez en cuando le diga a la gente que tome una pastilla de acetaminofen para el dolor de cabeza y buscapina para el de barriga. Espero que la sociedad médica no me persiga por esto, ni la fiscalía me ponga preso, como a los buhoneros “ortodoncistas” que ponían brackets en el centro de Valencia. Pero a pesar de mi osadía no me meteré con la enfermedad del presidente. Solo le pedimos que recupere su salud. El como ser humano, normal y corriente se enferma, y en algunas de éstas puede requerir lo que se conoce un reposo médico. Es decir una temporada en la que se desentiende de sus obligaciones laborales hasta que recupere se salud.

Fidel en su faena de médico

¿Que pasa cuando un presidente se enferma y debe tomar un reposo médico? ¿Que ocurre si este decaimiento del ánimo, ocurre fuera del suelo nacional? La constitución nacional conoce esta figura como falta temporal del presidente de la república y establece que mientras esto ocurre, el vicepresidente se encarga de la presidencia hasta que el presidente retome sus funciones (art 234). Esto no debería ocasionar mayores traumas, sino considerarse como un evento normal, ante los accidentes de nuestra vida cotidiana. Máxime cuando el vicepresidente no es una persona que llegara al cargo por un acuerdo electoral, sino por el contrario, es una persona de absoluta confianza, designado directamente por el presidente, y de acuerdo a lo relatado por el mismo, daría la vida por él y por salvaguardar la revolución. Entonces, cuál será el temor del presidente, de tomarse en serio su reposo médico y dejar que el Vicepresidente, asuma temporalmente la presidencia de la república, hasta que recobre su salud.

Le recomendación médica es que que descanse, ahorita que Jessie dice que su popularidad está intacta. Deje que el gobierno haga su trabajo, que Alí logre que el servicio de electricidad funcione medianamente, que Tarek, no permita que los venezolanos se asesinen, en las cárceles o fuera de ella, que Francisco Garcés y Farruco, consigan las cabillas y el cemento para las casitas de la misión vivienda, que Pdval distribuya el aceite, la carne y la harina de trigo que no se consiguen y que Jorge y Nelson puedan abatir la inflación. Descanse presidente y dese cuenta que su ausencia o presencia, no influye para nada en la eficacia del gobierno.

Repose presidente, deje los temores y confíe en su gente. O será la revolución la que está tan enferma, que no soporta un absceso pélvico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.