ECLESIASTES 3:2

3: 1 Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: 2 tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado

Libro del Eclesiastés

I. Chávez y la abstención electoral.

Cuando comenzó la campaña había una incógnita sobre un grupo de electores que habiendo votado por Chávez en las elecciones del 2006, no lo habían hecho en las elecciones subsiguientes. Estábamos hablando en concreto de cerca de un número de dos millones de electores de los cuales se podían dar cuenta al restar de estas elecciones el número de votos que había obtenido la plancha del Psuv en las elecciones parlamentarias (medida en la votación a la lista del parlatino). La incógnita era si estos votos eran chavistas que no les entusiasma un proceso cuando no es Chávez, ó si eran personas ya desencantadas del proceso y que podrían con un buen mensaje, pasarse al otro bando. Los resultados parecen señalar que lo cierto es la primera hipótesis.

En el gráfico siguiente se puede observar el crecimiento del voto a favor del partido de gobierno en elecciones presidenciales.

Ahora lo que ocurrió, podemos analizarlo mejor en el siguiente gráfico, que solo muestra la votación obtenida por el partido oficial, medido contra la abstención:

Como podrá observarse se ve claramente existe lo que se conoce como una covariación (es decir cuando cambia una variable también varía otra variable, y en este caso, un incremento en la abstención se corresponde con un decremento en el voto del gobierno y viceversa en la medida que disminuye la abstención se incrementa el voto a favor de los candidatos o propuestas del Psuv y sus aliados.

A los efectos de medir la fortaleza de esta relación se compararon estas variables a través del método de los mínimos cuadrados (la recta más próxima a todos los puntos) y se utilizó el estadístico R de Pearson el cual fue de 0,7506, lo cual demuestra una correlación importante entre ambas variables. A efectos de comparación se relacionaron las variables abstención electoral contra voto a favor de la coalición democrática, y el resultado arrojó que el R de Pearson fuera de 0,0419, lo cual sugiere que no existe ninguna relación entre estas dos variables.

De tal manera que se puede concluir que una de las causas por las cuales se puede explicar el triunfo de Chávez es el alto nivel de participación de su electorado, mientras que la oposición parece que no logra su objetivo en ganar adeptos entre los desmovilizados pro oficialistas o por lo menos, haberlos mantenido desmovilizados.

II. El Crecimiento del Registro Electoral

Está claro que la competencia electoral se iba a realizar en dos segmentos claves, que eran los que determinarían el triunfo electoral: los abstencionistas pro oficialistas y los nuevos votantes. Como vimos mientras que la estrategia de Chávez resultó totalmente exitosa de acuerdo al análisis que realizamos, entonces hemos de suponer que el crecimiento del voto opositor, que fue importante si se compara con los resultados obtenidos en el 2006, e incluso medido contra las elecciones parlamentarias realizadas en el 2010, se debe explicar fundamentalmente en el crecimiento del Registro electoral.

Veamos la siguiente tabla:

Análisis de la votación obtenida por Chávez

Elección Número de votos Porcentaje Observación
Votos Chávez presidenciales 2012

8.136.964

Votos Psuv y aliados parlamentarias 2010

5.509.035

67,7%

Votos que ya tenían
Votos Chávez Presidenciales 2006

1.761.761

21,7%

Votos que recuperaron
Votos obtenidos del crecimiento de registro y reducción de la abstención

866.168

10,6%

Votos que ganaron

De acuerdo a los datos mostrados, y manteniendo como hipótesis que Chávez recupero la votación obtenida en el año 2006 en su totalidad, se puede colegir que los votos obtenidos por el crecimiento del registro electoral y por la disminución de los niveles de abstención no supero al 11% de su votación.

Ahora veamos el crecimiento del voto opositor:

Elección Votos Diferencia Porcentaje Observación
Votos Rosales Presidenciales 2006 4.250.317 65,4% Votos que ya tenían
Votos Mud Parlamentarias 2010 5.424.413 1.174.096 18,1% Votos ganados 2010
Votos Capriles Presidenciales 2012 6.499.575 1.075.162 16,5% Votos ganados 2012

De esta manera se puede observar que cerca del 35% de los votos obtenidos por Capriles son votos ganados por la coalición democrática, que de acuerdo a las cifras, parecen provenir en su mayoría del crecimiento del registro electoral, y por tanto de nuevos votantes.

Si observamos la tabla siguiente, veremos que el incremento del voto opositor se corresponde con el 80% de incremento del registro electoral.

Incremento voto opositor Vs Crecimiento Registro Electoral Crecimiento Voto opositor Crecimiento RE %
2.249.258 2.822.021 79,7%

La vinculación entre el voto opositor y el crecimiento del registro electoral se puede observar mejor en el siguiente gráfico:

Es absolutamente natural que el crecimiento de lo votos sea explicado por el crecimiento del registro electoral. Pero es interesante sin embargo en este caso observar como un bloque político se beneficia  más que el otro de este crecimiento. En este caso, el bloque de la coalición democrática o voto opositor está mucho más relacionado a este crecimiento con un R2 = 0,898, mientras que en el bloque oficialista no deja de tener relación, este no es tan pronunciado como en el caso del crecimiento del bloque opositor, al tener un R2 de 0,6197.

  III.  Los objetivos no fueron logrados

De los análisis realizados damos cuentas que los objetivos planteados por los comandos de campaña tuvieron éxitos y fracasos parciales, pero el principal objetivo planteado por la oposición, que era ganar el denominado voto chavista u voto no alineado no pudo ser logrado y por tanto tuvo que conformarse con el voto obtenido por el crecimiento del registro electoral.

Mientras que el Comando Carabobo, al parecer no pudo lograr una presencia importante en los nuevos votantes, y por tanto, si bien ganaron ahora, estos resultados ponen en riesgo su futuro electoral, de mantenerse la tendencia del crecimiento en votos de la coalición democrática.

Hasta los momentos y a manera de hipótesis nos planteamos las siguientes causas que pudieran explicar los fracasos parciales, tanto del comando Carabobo, como del Comando Venezuela.

  • El mensaje de Chávez no parece ser atractivo para los jóvenes, a pesar de los “betas”, Hany Kauan, los Cadilacs y Omar Enrique. En la mayoría de los documentos estratégico el Psuv se insiste en la captación del voto joven.  Sin embargo, hasta los momentos los jóvenes parecen desear algo diferente. La propia apariencia física del candidato, a estas alturas, juega contra el favor de los jóvenes. Mientras la oposición, por su parte, a pesar que el énfasis comunicacional que se realizó hacia este segmento, fue menor, contaba con la fortaleza de la juventud y presencia física del candidato Capriles.
  • Por su parte, y a pesar del gran esfuerzo realizado por Capriles para ganar la voluntad del electorado en los sectores populares y rurales, no parece tener su correspondencia en votos. Si bien por ahora, no he realizado un análisis detallado de los resultados electorales, la impresión es que en el gobierno mantuvo su amplia diferencia en estos sectores.  Analicemos porque:
    1. Las Misiones y la “Ley de Misiones”. Una de las estrategias desarrolladas por el Comando Carabobo, fue tratar de descalificar la candidatura de Capriles bajo la idea que su eventual triunfo equivaldría al desmantelamiento de los programas sociales del gobierno, las que el aparato propagandístico del régimen llama “misiones”. La respuesta del Comando Venezuela, fue la “Ley de Misiones”, a través de la cual, no solo se mantenía el programa, sino que se le quitaba la carga política. Sin embargo, el solo hecho de llamarse “misiones” evocaba a Chávez y a su nexo fundamental con el elector.
    2. Los Tiempos Electorales: Se argumentó desde el lado del Comando Venezuela, que no hubo tiempo para que el mensaje calara en el electorado. Ciertamente, el cronograma electoral fue alterado para que el candidato opositor tuviera poco tiempo para convencer al electorado. En ello se combinan dos factores, un tiempo corto para la campaña electoral de algo más de 90 días, y adelantar las elecciones que tradicionalmente se celebraban en el primer domingo de diciembre al primer domingo de octubre. Sin embargo hay que recordar que las primarias se realizaron de manera tardía, dejando poco tiempo al candidato electo para que desarrollará su campaña.
    3. Lo que en opinión de este analista fue el elemento fundamental que explica el resultado electoral, es que las campañas electorales por lo general es el momento de recoger lo que se sembró en la época pre-electoral. Mientras estos seis años, la oposición estuvo en la difícil tarea de sembrar la unidad (la cual pudo cosechar), parece haber descuidado el tiempo en acompañar a los sectores populares en sus demandas y reclamos, así que la campaña de Capriles intentó sembrar y cosechar al mismo tiempo en estos sectores, en escasos cuatro meses, pero es evidente que no se consiguió.
    4. Considero por tanto un error estratégico grave del comando Venezuela, el exceso de tiempo dedicado a los sectores rurales, donde las posibilidades de aumentar la votación de manera importante, eran muy escasas dado el poco tiempo, y por el contrario este pudo ser aprovechado con mayor trabajo en las zonas populares de los grandes centros poblados.

  IV.   Las encuestas

El segundo error estratégico grave de parte de los estrategas del Comando Venezuela, fue el haber desoído los resultados ofrecidos por las empresas encuestadoras y desarrollar estrategias fundadas fundamentalmente en los hallazgos realizados por la firma Consultores 21. Si bien esta es una empresa muy reputada por sus estudios anteriores sobre la opinión pública en Venezuela, pensar que las otras encuestas se encontraban manipuladas y sus resultados sesgados, da muestra de ingenuidad imperdonable cuando se acomete un empresa tan importante como lo es una elección presidencial. A lo  menos debieron haber contado con dos o tres empresas que sirvieran de monitor, y poder mejorar las tomas de decisiones del final de la campaña.

Veamos como se desempeñaron finalmente las encuestas que se escogieron para realizar el seguimiento de la campaña y comparándola con un escenario elaborado por mí, en función de la distribución de los indecisos:

Hinterlaces Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50 55,25 33% 55,33 0,08
Capriles 34 44,13 67% 44,67 0,54
Ns/Nc/Otros 16 0,62
Datanalisis Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,4 55,25 36% 53,53 -1,72
Capriles 39 44,13 64% 46,47 2,34
Ns/Nc 11,6 0,62

 

Varianza Resultados Septiembre Resultado Cne Distribución Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 49,7 55,25 44% 50,86 -4,39
Capriles 47,7 44,13 56% 49,14 5,01
Ns/Nc 2,6 0,62

Como puede observarse, los resultados ofrecidos por Hinterlaces y Datanálisis serían los que más se corresponde con la realidad de lo ocurrido el día 7 de octubre, no así Varianza, cuyos resultados se separan ligeramente del margen de error.

  • El caso Ivad

Para el caso de Ivad el análisis no podía proyectar resultado de acuerdo a una distribución de indecisos basados en los incrementos de cada intención de voto ofrecida por la encuestadora, puesto que la tendencia de incremento en su número de indecisos, imposibilitó la distribución de éstos. De tal manera que para ofrecer un escenario de acuerdo a los resultados de esta encuestadora, asumimos que Capriles tendría un incremento superior en la distribución de indecisos (60 Vs 40) y el resultado es el que se muestra en la tabla inferior.

Ivad Resultados Septiembre Resultado Cne Escenario Diferencia con el resultado
Chávez 50,3 55,25 57,3 2,05
Capriles 32,2 44,13 42,7 -1,43
Ns/Nc 17,5 0,62

Se puede concluir por tanto, que también era factible ofrecer una resultado similar al ocurrido en las elecciones de acuerdo a las cifras publicadas por el Ivad.

  • El caso Consultores 21

De más esta decir, que fue la encuestadora con mayor nivel de error, de las cinco consideradas. Tres errores en sus resultados, en primer lugar subestimación en la intención de voto hacia Chávez;  en segundo lugar una sobrestimación del voto hacia Capriles; y en tercer lugar una tendencia en la pérdida de intención de votos hacia Chávez. Finalmente entre el día viernes y  sábado circularon sus escenarios elaborados para el día domingo, en los auguraban una victoria de Capriles sobre Chávez, por una diferencia que oscilaría entre 4 y 8 puntos. Como lo reconocen los socios de la empresa, sencillamente se equivocaron, y por supuesto que sus resultados afectaron, tanto la estrategia del Comando Venezuela, como algunos análisis realizados, entre ellos los míos.

V.   EL MOMENTUM

Hace algo más de un mes, comparto una conversación con un fraterno amigo, su actitud es muy critica con relación a la campaña. Critica al candidato, a su estrategia, a su trato con el resto de los partidos de la Alianza. Por supuesto duda del triunfo del candidato de la Mud y para prueba me comenta que lo de las encuestas. Semana más tarde, vuelvo a hablar con él, sus palabras fueron esperanzadoras “como que la cosa va bien”, me dijo con un cierto tono de entusiasmo.

Lo mismo puedo decir de mis análisis. Todo correcto, formalmente preví el crecimiento de los niveles de participación, igual deduje la reducción de la brecha entre el candidato continuista y su adversario. Pero, el corazón me echo una trastada, cuando rechacé la hipótesis que la victoria sería holgada. El análisis estaba allí, claro y a la vista de todos. Pero el momentum, la fase final de la campaña, la esperanza y la emoción invade el lugar que le corresponde al raciocinio. Nunca dije que Capriles la tenía fácil, me canse de decirle a mis alumnos, que en la lucha de David contra Goliat, la noticia es que gane David, lo otro forma parte de la rutina. Sin embargo no voy a corregir mi post anterior, asumí un escenario cerrado, que ciertamente no se dio, a pesar que el análisis apuntaba hacia lo que finalmente ocurrió. Diremos que son cosas del corazón.

BALANCE DE MITAD DE CAMPAÑA

I.                    Otra semana negra para el candidato continuista

Justo en mitad de campaña al gobierno parece que le caen las siete plagas de Egipto. Hace meses, comparé al gobierno con un carro viejo, cuando no falla una cosa,  falla la otra. El dueño de un carro viejo, sabe que este dura más tiempo en un taller, que en la vía. Que lo mejor es salir de él  y comprar un carro nuevo. Lo que ocurre no es obra de la casualidad sino de los años y el poco mantenimiento.

Lo que pasa en el país tampoco es producto de la casualidad, sino de la mala gerencia gubernamental y de la conducción del país con criterios ideológicos que nos alejan cada vez más de lo que se puede denominar, un buen gobierno. Tras la caída del Puente de Cúpira, el presidente pudo constatar personalmente el malestar de los trabajadores de las empresas básicas por la negativa de la gerencia de la CVG a negociar los contratos colectivos, y de este hecho se enteró buena parte del país, puesto que el encuentro fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión. No habían los chismosos terminado de comentar el intempestivo corte de la cadena, cuando ocurre un enfrentamiento entre bandas en la cárcel de Yare, con el desenlace de veinte muertos. A los dos días mientras Chávez cantaba en un mitin la típica canción “Río Manzanares”, este río inundaba la población de Cumanacoa.

Y para finalizar la semana, la desgracia mayor: una explosión en la refinería petrolera de Amuay, con un saldo, hasta los momentos, de cuarenta y un muertos. Hay que recordar los veinte mil trabajadores petroleros despedidos, producto de la huelga del 2002 y la politización de la empresa petrolera estatal. También que la empresa ha descuidado su misión central, para resolver cuanto problema existe en el país. Las cosas no suceden por casualidad.

El incendio en la refinería de Amuay lleva contabilizado a 41 víctimas y decenas de heridos.

Justo en la mitad de campaña, los hechos claman por un cambio urgente de gobierno, puesto que a todas luces da cuenta que este ya no puede más.

II.                El balance de la campaña

Me reconozco como una persona que disfruta el ver un buen partido de futbol, pero poco de las carreras de carros. Mientras en el futbol siempre ocurre algo (un tiro a puerta, un pase magistral, un dribbling, una patada al contrario), en las carreras de carros por el contrario el espectador puede estar largo tiempo mirando simplemente como los carros ruedan por el circuito en la misma posición, lo cual en lo particular me aburre. Pero no dejo de reconocer, que hay momentos de emoción, cuando el piloto que marcha en segundo lugar, comienza a acortar distancias con el que está de primero. Pueden ser varias vueltas de tensión, que termina cuando el primero es rebasado o cuando el segundo ya se da cuenta que el esfuerzo es inútil y  por tanto se dedica a mantener la posición y esperar de un golpe de suerte lo coloque en el primer lugar.

La competencia electoral actual, tiene más características de una carrera de Fórmula Uno que de fútbol. Cada candidato, haciendo su campaña de acuerdo a sus estrategias y circunstancias particulares. Sólo que el trabajo tesonero de Capriles y los errores en las alocuciones del candidato continuista parecen acortar las distancias entre ambos. Es de esperar que lo que, hasta ahora, ha sido una aburrida carrera, termine en un emocionante final.

III.             Las Estrategias

Capriles Radonskyno ha variado el mensaje que lo catapultó en las primarias opositoras. Se presenta como una opción suprapartidista. El mensaje trata de convencer al elector que representa una opción de buen gobierno en un ambiente de paz y tolerancia política. Como bien lo dice su slogan: “Hay un camino”.

El discurso es más propio de un candidato independiente, que de un militante de un partido político.  En ellos presenta soluciones concretas a problemas puntuales. Su campaña es una apuesta con pocas fichas y por lo tanto queda muchos lugares vacíos.. No se dirige a los votos que se consideran duros, entiéndase a los militantes de partidos políticos que conforman la Mesa de la unidad democrática (Mud) ni a la clase media, que ya considera ganada. Se cuida de vincularse a partidos políticos que la gente identifica con el pasado (Ad y Copei) puesto que su mensaje es futuro versus pasado. Chávez es pasado, pero los partidos que gobernaron al país, antes de él también. No hay decisiones  sin riesgo. Los adecos y copeyanos y la clase media, son necesarios para votar, pero también para cuidar los votos. Descuidarlos puede tener costos en el momento crucial.

Su tiempo lo dedica a los votantes indecisos de los sectores urbanos, ubicados en las zonas populares  de las ciudades grandes e intermedias,  y en las poblaciones rurales, que rara vez fueron tomadas en cuentas en campañas electorales anteriores. Sabedor de contar con pocos recursos para un enfrentamiento frontal con las fuerzas gubernamentales, ataca por los flancos, la campaña esta más basada en el contacto personal que en el uso de medios de comunicación masiva. Su tren de trabajo es arrollador.

Por su parte, el presidente y candidato continuista enfatiza su discurso en la incapacidad de Capriles de gobernar el país y de la amenaza que significa a los sectores populares de perder lo que han ganado. Por primera vez en sus quince años, en su discurso predomina la campaña negativa sobre la positiva. Da por sentado que la gente prefiere al socialismo que al capitalismo por lo que trata de dirigir el debate hasta el terreno ideológico. Hasta ahora no lo ha logrado. Se pensaba que los programas sociales iban a ser la punta de lanza de la campaña, pero este tema perdió el impulso que tenía en los meses previos a la campaña, cuando se lanzaron las llamadas “Grandes Misiones”: “Vivienda Venezuela”, “En Amor Mayor”, “Saber y trabajo” e “Hijos de la Patria”.

Contrasta su campaña actual con la realizada hace 6 años. En la que podía mostrar importantes obras de infraestructura realizadas en el país. Hoy estas no se ven y la gente reclama que todo lo que comenzó, se encuentra paralizado. Hasta los momentos hizo gala de la inauguración de un ambulatorio y un supermercado. Además debe de convencer a la gente que no está enfermo. Esto si lo ha logrado, no sabemos a que costo.

Sin embargo, más importante que su aparición física, es la exposición mediática. La campaña publicitaria es impecable- A todas luces muestra contar con buena asesoría y gente calificada haciendo los spot televisivos. Si todo fuera publicidad, se pensaría que existe un buen gobierno. La vinculación de la comunicación de gobierno y la campaña es impecable y el slogan Corazón de la Patria, se acoplan a la perfección en el mensaje. Tiene estrategias sectorizadas, pensadas para cada segmento: para los adultos mayores, Misión Amor mayor, para las madres solteras: hijos de la patria, para los desempleados, saber y trabajo.

Chavez rejuvenecido por el Photoshop, se muestra a lo largo de todas las vías de Venezuela.

A diferencia de Capriles, que trabaja con el supuesto que ya la tiene, Chávez trata de acercarse a la clase media. El problema es que no sabe como. Cree que puede convencerla con una ecuación de costo beneficio (te conviene que yo siga mandando le dice), pero no se da cuenta, que el problema no es la renta, sino los valores democráticos que difícilmente puedan convencer que Chávez los posee.

IV.              Los temas

La enfermedad. El tema fue superado por la fortaleza mostrada por el candidato continuista una vez iniciada la campaña. La gente no discute hoy la enfermedad y se asume que se compite con un candidato sano. Quien sabe. Parece que la procesión va por dentro y algo es seguro, ya no es el candidato de hace seis años.

La guerra de encuesta: Números dispares, encuestadoras pocos conocidas que salen a la palestra, empresas que antes coincidían, hoy muestran importantes diferencias.

Hercón Consultores y Predigmatica, ofrecen sus números a favor de Capriles. Cuatro puntos por encima. Nacionalmente se están dando a conocer en esta elección. Rumores de redes sociales y noticias, informan que el último estudio de Consultores 21, una de las de más prestigiosa en este campo,  confirman estos resultados. La encuesta no ha sido publicada, la información se maneja con cautela. Varianza, ofrece un resultado pequeño a favor de Chávez. No poseo información de Datos y de Keller, rumores indican que sigue la línea ofrecida por Varianza. Un tercer grupo lo conforman Ivad, Datanálisis e Hinterlaces. La diferencia entre ambos contendores se encuentra entre 10 y 20 puntos. La semejanza de todas ellas, en ninguna Chávez supera el 50% y se encuentra estancado, igual se destaca que el número de indecisos es mayor que la brecha entre ambos candidatos. Otras dos encuestadoras Gis XXI, actualmente dirigida por Jesse Chacón, la descarto por su sesgo claramente progobierno. Igual descarto a 30.11 por ser la encuestadora que pronosticara el triunfo del “Si” en el Referéndum Constitucional del 2007 por un margen superior a 10 puntos, que todos recuerdan que finalmente ganará el “No”.

La Gorra de Capriles: El espíritu de las leyes electorales es la prohibición del uso de los símbolos patrios en campaña electoral. La letra de la norma, indica específicamente como se debe desarrollar esta prohibición. Cualquier vacío da lugar a interpretaciones que le corresponde determinar a la jurisprudencia.  El presidente tiene catorce años haciendo uso de los símbolos patrios en su accionar político. El Cne le prohibió vestirse con el mono tricolor y usar el logo de la campaña en la publicidad oficial.  Capriles se colocó una gorra con los colores y símbolos patrios.  El Cne se lo prohibió y la gorra se convirtió en un símbolo de rebeldía de los partidarios de Capriles. Finalmente dejaron de tocar el tema.

Me preguntan porque la campaña me aburre, simplemente sigan los temas que salen a la palestra.

V.                 Los programas de Gobierno.

Congruente con su estrategia, el plan de gobierno de Capriles desarrolla un conjunto de acciones en cinco áreas programáticas de acuerdo al ciclo de vida de las personas: atención materno infantil, vivienda y entorno, formación y desarrollo, empleo y emprendimiento, salud y seguridad social. A partir de allí se enumeran una lista de promesas, que se esperan sean cumplidas durante su eventual gobierno. La calidad y pertinencia de los mismos no es tema de este artículo. Lo que si es importante es que se vincula con las necesidades y problemas de la gente.

Por su parte el plan de gobierno de Chávez, cumple con otra estrategia. Es grandilocuente y pretenciosa. Quizás su intención sea inspirar y emocionar. Sus objetivos son: consolidar la Independencia Nacional, continuar construyendo el socialismo del siglo XXI, convertir a Venezuela en una potencia, contribuir al desarrollo de un mundo multipolar y finalmente preservar la vida en el planeta y salvar a la especie humana. El programa se presenta en forma esquemática, Luego de los objetivos, los sub-objetivos y finalmente el plan de acción, que sigue la línea de predominio de la acción estadal sobre el sector privado, la creación de un estado comunal, versus el estado federal y el militarismo sobre la civilidad. Todo muy Giordani. Grandes objetivos que choca con las realidades cotidianas como el desempleo, el desabastecimiento, la pérdida de familiares en manos del hampa, o sencillamente quedar varado en una cola de tránsito.

VI.              Balance Final:

Es la lucha de David contra Goliat. La historia rememora las pocas ocasiones que los chicos vencen a los grandes. Porque lo contrario no es noticia. A pesar de la desigual competencia, Capriles ha hecho mejor las cosas, en esta etapa. Tiene limitaciones comunicacionales. Sus discursos no generan noticia, pero si esperanza. Su carisma posee otras características, no se parece a Chávez, y esa es su ventaja. Quizás sea lo mejor, un presidente que no sea tan noticioso pero más eficaz.

La pelea es contra los recursos del Estado, económicos y políticos. Desde que ganará las primarias, tenía el reto de acortar la distancia con el candidato de catorce años. Superar el escollo que significó que durante ese tiempo años las fuerzas que adversan a Chávez, se hayan dedicado a ver como se salía del presidente, que acompañando a la población en sus problemas. Capriles, como alcalde y luego como gobernador, fue una de las excepciones. Donde la oposición es gobierno, tienen más oportunidad. En las otras regiones, el primer paso es recuperar el contacto y lograr que lo escuchen. A Capriles,  ya lo conocen. La prueba esta superada. Tiene buena imagen. Algunas encuestas dicen que está cerca, otras que no tanto.

Por el otro lado, el candidato continuista se equivoca. Impone a Ameliach como candidato a gobernador del estado Carabobo, y regaña a quienes querían que fuera Lacava. Sus asesores le recomendaron que no siguiera informando de candidaturas.  La designación de Vielma Mora como candidato a gobernador de Táchira, tendrá que esperar. En Caruachi con los trabajadores fue recriminado frontalmente y en cadena nacional.

El piloto que va de primero, al ver que se le acercan se pone nervioso. En una de esas, se equivoca, se despista y lo alcanzan. ¿O será que ya lo alcanzaron?

¿Habrá alcanzado Capriles a Chávez, como ya señalan algunas encuestadoras?

LOS PUENTES ROTOS

El puente Cúpira: Una pequeña muestra de la ineficacia gubernamental en Venezuela.

I

Así estaremos que dejamos caer un puente de una de las principales rutas troncales del país. El puente de Cúpira, pertenece a la troncal 09 y comunica el oriente con el centro del país, incluida la capital de la república. El hecho ocurre en agosto, período vacacional, así que ese acontecimiento le ocasionará algunas molestias a los venezolanos que pensaban echarse una escapadita hacia las playas orientales por estos días. Peor para lo que ya estaban vacacionando y regresar a su ciudad de origen se convierte en lo que popularmente se conoce como un calvario. Dicen que guerra avisada no malta soldado, este tiene la peculiaridad de ser un gobierno militarista que no conoce ni sus propios refranes, porque bastante que le dijeron que el puente se iba a caer, pero como quien se lo decía tenía fama de opositor (escuálido de acuerdo a sus códigos), no había que hacerle mucho caso. El vicepresidente Jaua justifica el hecho aduciendo que le paso un montacargas por encima, y me pregunto, no es la dirección de transito terrestre la que tiene la competencia sobre el control de carga sobre las vías.
Dónde se mire la responsabilidad del gobierno nacional es completa. Hace tres años le quitaron de manera inconstitucional la competencia de las vías terrestres a las gobernaciones. Solo los revolucionarios pueden tener el monopolio del bienestar colectivo, ningún gobernador de la “burguesía” (sigo hablando en su lenguaje) puede tener responsabilidades que le permita granjearse la admiración del colectivo. Ahora culpan a Capriles, gobernador de Miranda, de la caída del puente, la gente se sonríe porque saben de quien es la culpa. Este puente se les cayó por simple negligencia, sin embargo el régimen se caracteriza no por construir, sino precisamente por tumbarlos.

II

Los sueños de grandeza, de la potencia Venezuela, de la prosperidad nacional se quebraron un día viernes en febrero de 1983. Se le llamó el viernes negro. Cuando la torta no crece, la manera de tomar un pedazo más grande es reduciendo el tamaño del pedazo que le toca a los demás. La desigualdad en Venezuela creció y cuando Carlos Andrés Pérez quiso acomodar las cosas, con soluciones propias de la ortodoxia económica, la gente salió a las calles a saquear. La respuesta de la clase política no fue la más adecuada. La represión de los días posteriores para tratar de recuperar los electrodomésticos robados, quebró en dos el puente que unía a los ricos con los pobres. La corrupción había quebrado los puentes de los políticos y la sociedad civil. La inflación había roto el puente de la confianza entre el empresariado y Venezuela, y en lugar de invertir prefería resguardar sus ahorros colocando sus divisas en el exterior.
Los signos no se percibieron hasta tres años después. La intentona golpista de unos militares felones y aventureros en lugar de contar con el repudio de la población contó con los aplausos de los desposeídos. Ingenuamente, la clase política los consideraron inofensivos y en lugar de aplicar la ley, fueron premiados con liberaciones sin juicio y cargos públicos. A los pocos años estaban en el poder.
A estos aventureros se les entregó la tarea de acomodar el rumbo del país. De transformar un país rentista en un país productivo. Esta tarea requería el concurso de empresarios, trabajadores, profesionales y academia. Lograr un sistema de incentivos, donde se premiara la creatividad y el esfuerzo y no el tráfico de influencias. Por el contrario, de dedicaron a destruir los puentes que conducían al progreso y la paz social y exacerbar el populismo que había generado los malos pasados.

Chávez: Desde que inició la presidencia se han quebrado los puentes de la concordia ciudadana.

III

En Venezuela, el gobierno de manera sistemática quebró los puentes que lo comunicaban con el país, con los sectores empresariales, con la representación laboral. Las universidades sucumben ante presupuestos cada vez más deficitarios y sus derechos tienen que hacerlos valer con huelgas de hambre. Se conocen de familias y amistades peleadas, por diferencias políticas. Veinte mil trabajadores expulsados de Pdvsa, una emisora de televisión fuera del aíre por capricho presidencial al igual que treinta emisoras de radio, no son precisamente obras de reconstrucción.

Mientras los puentes del consenso se destruyen, el gobierno subsiste con los puentes provisionales de la dádiva gubernamental y la retórica populista. Las clases medias se encierran en resguardo de sus vidas y bienes, en lugar de construir puentes, se construyen muros y se levantan cercas. En época de supervivencia el sálvese quien pueda, es un grito de desesperanza.

IV
En unas semanas, habrá un puente de guerra para restablecer el tránsito en la troncal 9. Un puente provisional para atender la emergencia. Se supone que las guerras son temporales y no requieren soluciones estructurales sino temporales. Una sociedad fracturada debe ir más allá de soluciones militares. La guerra que tenemos nació en la cabeza de a quien en mala hora decidimos darle el poder.

Capriles se diferencia. No insulta a los adversarios y habla de construir una Venezuela entre todos. Su propuesta es incluyente y conciliadora. Es hora de construir los puentes que nos separan y que nos acercarán a la Venezuela que todos queremos. Si Dios y la gente quieren, el 7 de octubre se comenzará a construir un camino.

Henrique Capriles ha realizado una campaña llamando a la reconcialiación.

Plan de Gobierno de Chávez propone irreversibilidad hacia el socialismo

Adriana Chirinos Castro

achirinos@el-carabobeno.com

Para una irreversibilidad del socialismo solo se requiere que haya un gobierno comunista al frente, explicó el politólogo Yván Serra. Pasar la línea del no retorno hacia esa forma de Gobierno es uno de los planes que el presidente Hugo Chávez expone en su proyecto de “Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019”.

Al momento que deja de haber un Gobierno comunista, explica Serra, surge la condición humana que siempre conduce al capitalismo.

Resaltó casos como el de Rusia y de Europa Oriental que, luego de salir de la etapa comunista, siguen el camino del capitalismo. “Hay unos que siendo comunistas aplican el sistema económico capitalista como China”.

El plan de Gobierno que Chávez ha presentado al país y que será explicado siguiendo una metodología específica por los militantes de los partidos oficialistas al pueblo, consta de cinco grandes líneas u “Objetivos Históricos” como se leen en la página de lo que se asemeja a un diario tabloide.

El primer punto es “Defender, expandir y consolidar…la independencia nacional”. Para Serra la dependencia con países como Estados Unidos nunca existió, ni siquiera cuando las concesiones petroleras estaban en empresas provenientes del norte.

El politólogo señala que la dependencia económica es otra, como la que Venezuela sostiene con bancos internacionales y el fondo monetario. “Lo que hemos hecho es cambiar de acreedor. Ahora nuestro principal acreedor es China, que va a tener cierto peso en la economía venezolana en un futuro”.

Esas relaciones comerciales y de dependencia, explicó Serra, aumentan con el sentimiento no antiimperialista sino anti-norteamericano. Recordó que Rusia se mantuvo como un imperio por muchos años. “Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI y con ello asegurar la mayor suma de felicidad posible” es el segundo punto. “El Estado no debe ser el responsable de la felicidad de cada individuo sino de darle las oportunidades para que se desarrollen”. Serra sostiene que el deber de los gobernadores es proveer educación, promover un buen ingreso, entre otros.

El tercer punto del plan es “Convertir a Venezuela en un país potencia…en América Latina y el Caribe que garantice la paz…”. Dentro de los puntos específicos resalta el aumento de material militar que coincide con el análisis del especialista. Sostiene que el Presidente busca convertir al país en una sociedad espartana. “Todos somos soldados y tenemos que obedecer”.

El cuatro y quinto punto para Serra responden a un delirio por la megalomanía que pudiera sufrir el primer mandatario nacional. Uno es “Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional… que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria”. Lamentablemente, señala Serra, más allá del petróleo Venezuela no tiene más que ofrecer como para poder lograr la paz del planeta.

El último llama a “Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y a la salvación de la especie humana”. Sin embargo el especialista sostiene que la preocupación del presidente debe enfocarse por aumentar el nivel de vida de los habitantes, que disminuya la pobreza y las cifras de asesinatos.

En las líneas del proyecto se observa una intención de eliminar la desigualdad, resalta Serra. Para eso, explicó, hay que eliminar las libertades individuales que es un asunto dramático. En su análisis la concepción del socialismo del Gobierno encierra muy fácil de observar, un neomarxismo.

EL FINAL DE LAS REVOLUCIONES (II)

Pancho Villa: Muere asesinado como todos los principales lìderes de la Revolución Mexicana.

Un caso particular de revolución fue la Mexicana. Iniciada por Madero al rebelarse contra el presidente Porfirio Díaz, quien habiendo levantado la bandera por la No Reelección contra Benito Juárez, luego que asumiera el poder (1877) fuera reelecto seis veces a partir de 1884 hasta su derrocamiento. Madero ocupa poco tiempo el poder, a los meses fue asesinado por un levantamiento militar liderado por Victorino Huerta. Este a su vez fue derrocado por la insurgencia revolucionaria. Luego de 10 años de lucha, los principales líderes de la revolución fueron sucesivamente asesinados: Emiliano Zapata (1919), Venustiano Carranza (1920), Pancho Villa (1923) y Alvaro Obregón (1928).  Pedro Elías Calles, presidente en el período 1924 – 1928 crea el Partido de la revolución mexicana, que posteriormente se denominaría el Partido Revolucionario Institucional (PRI). De acuerdo a la terminología de Duverger fue un partido hegemónico, que mantuvo todo el control político de México hasta la década de los 80, para finalmente perder por primera vez la presidencia de la república en el año 2000. En 1963, la novela de Carlos Fuentes “La Muerte de Artemio Cruz”, mostraba alegóricamente que la revolución hacía años que había muerto, enferma de burocratismo, oligarquía  partidista y corrupción.

Ho Chi Minh: líder indiscutible de los vietnamita.

La revolución vietnamita fue inicialmente una guerra de independencia contra la dominación francesa en el territorio. Tras el acuerdo de Ginebra el país quedó dividido en Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. El primero, bajo el mandato de Ho Chi Min, se proclamó socialista y recibió el apoyo de China y la Unión de República Socialista Soviética (URSS) y el segundo bajo el mandato de  Ngo Dinh Diem proclamándose anticomunista y recibiendo el apoyo de los Estados Unidos. Las tensiones entre ambos países dieron origen a la conocida Guerra de Vietnam, con la victoria de Vietnam de Norte y constituyéndose la primera derrota militar de los Estados Unidos en su historia. Una vez reunificada Vietnam, se impone un régimen totalitario, con caracteristicas muy similares a la URSS o China. En 1986 comienza una serie de reformas de corte capitalista (doi moi), permitiendo la propiedad privada y dando incentivos a la inversión extranjera, al tiempo que restablecía relaciones diplomáticas y comerciales con Estados Unidos  y Japón. Hoy en día se reconoce a Vietnam (nominalmente socialista) como una de las economías de mayor crecimiento del planeta.

Los hermanos Castro, con ochenta años a cuesta, la incertidumbre se acerca la hora de escoger a los sucesores.

La revolución cubana nació con grandes expectativas en un continente plagado de dictaduras militares, que dentro de la órbita de los Estados Unidos, mantenía posiciones anticomunistas. Fulgencio Batista, quien era sargento cuando toma por primera vez el poder, implanta una dictadura tradicional, que es derrocada por las tropas revolucionarias comandada por Fidel Castro. Al comienzo se ufanaba de ser una revolución de carácter nacionalista, pero finalmente Fidel Castro se declara Marxista Leninista, y decreta la abolición de la propiedad privada y el trabajo obligatorio. Las elecciones prometidas, se realizaron dieciséis años después y de acuerdo a la constitución cubana que solo reconoce al partido comunista. Tras más de cincuenta años en el poder, Fidel Castro delegó el poder en su hermano Raúl, quien de manera tímida intenta hacer una serie de reformas de carácter económico, liberalizando algunas de las áreas de la economía, pero sin permitir mayores libertades políticas. Tanto Fidel como Raúl ya tienen más de ochenta años. Más pronto que tarde el régimen tendrá que asumir la renovación, donde no son solo los líderes los que han envejecido. Se avizoran tiempos de cambio.

Chávez le pide a Dios: "Cristo no me lleves todavía".

 La revolución venezolana, tiene la particularidad de nacer bajo un proceso electoral y no bajo la égida de las armas. Hugo Chávez se da a conocer, con un intento fracasado de golpe de estado, el 4 de febrero de 1992, al pretender derrocar al presidente electo Carlos Andrés Pérez. Preso, su causa fue sobreseída pudiendo participar como candidato en 1998, donde es elegido presidente. Siguiendo las directrices de su mentor político Fidel Castro, no declara inmediatamente el carácter socialista de su movimiento, que la asume como bolivariana. Su primera acción de gobierno fue promover la reforma constitucional con lo cual aumentó el período presidencia a 6 años, y se dio la oportunidad de reelegirse de manera inmediata. A su vez, sirvió para afianzar en posiciones de poder a sus partidarios.. En el año 2006, declara que la revolución es socialista.  En 2007 una reforma constitucional radical es derrotada electoralmente. Ante la imposibilidad de cambiar la constitución, la reforma socialista se trata de imponer por la vía legal o reglamentaria, muchas veces con normas de dudosa constitucionalidad. En el año 2009, la posibilidad de la reelección se hace indefinida mediante la aprobación de una enmienda constitucional. En el año 2011, un elemento de incertidumbre surge en el país, cuando a Chávez se le detecta un cáncer, que lo obliga a dos intervenciones quirúrgicas y tratamiento de quimioterapia. En los carnavales del 2012 reaparece el tumor, que lo lleva a una tercera operación y a recibir tratamientos de radioterapia. Su pronóstico es “literalmente” reservado. El país se prepara para una batalla electoral el 7 de octubre. La revolución venezolana, aún si triunfara en esa fecha, esta al vilo de la salud de Hugo Chávez.

Algo de reflexión

La Toma de la Bastilla, principal símbolo de la Revolución.

La historia dice mucho de la dependencia de la revolución con el liderazgo que la impone. En muchos casos, la revolución desaparece con el líder. En otros casos, los regímenes permanecen, pero abandonando su carácter revolucionario y garantizando su supervivencia a través de reformas económicas que apuntan hacia la ortodoxia económica. Por lo general, la economía agradece esas reformas.

A largo plazo, los países no pueden mantenerse muy alejados de las corrientes mundiales, quien no revoluciona, sino que evoluciona. Los países del mundo parece destinado, en el largo plazo, a mantener regimenes de libertad de mercado con democracias representativas, pero con mayor interacción de los  gobernantes y los ciudadanos y en ambientes de mayor equidad social.

Las desigualdades crean un ambiente propicio para los procesos revolucionarios. Pero la imposición de la coerción política y económica, ahogan a las sociedades y la empobrecen.  Las revoluciones se estancan, mientras el mundo avanza. Finalmente las revoluciones fracasan antes el influjo de la historia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.210 seguidores